Paraguay secuestró y asesinó a dos niñas por motivos políticos. Su prima está desaparecida.

Desde hace meses, distintos organismos de Derechos Humanos y el gobierno argentino están pidiendo explicaciones por el asesinato de dos nenas argentinas de 11 años muertas en un supuesto enfrentamiento entre fuerzas de seguridad de Paraguay y militantes del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo, organización político militar de izquierda fundada en marzo de 2008 y con un intenso crecimiento territorial en los últimos años). En este momento, también se busca de manera desesperada a una tercera nena, de 14 años, residente en Argentina, desaparecida en Paraguay.

Todo sucedió porque las chicas fueron a ver a sus padres, campesinos paraguayos, algunos de ellos reconocidos líderes de la EPP. Una reunión familiar, algunos hablan de un cumpleaños. No sabían que las fuerzas de seguridad entrarían a puro tiro al campamento. Algunas lograron huir, pero permanecieron meses clandestinas en Paraguay porque la pandemia había cerrado las fronteras. Hubo dos primas que volvieron y contaron lo que vieron. 

Gracias a la aparición de estas dos testigos, la Gremial de Abogados, SERPAJ, APDH La Matanza, Madres Línea Fundadora, el CELS y la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes, brindaron una conferencia de prensa junto a Miriam Villalba, mamá de una de las niñas asesinadas, en la que denunciaron que las dos nenas argentinas fueron llevadas vivas por la Fuerza de Tarea Conjunta de Paraguay el pasado 2 de septiembre. El asesinato y la muerte ocurrieron después, durante su secuestro.

Laura, la tía de las niñas, enfermera que trabajaba en una clínica en Misiones, hermana de la mamá que estuvo en la conferencia de prensa, , fue apresada y se encuentra en un destacamento militar del vecino país; Carmen está desaparecida; pero hubo dos jóvenes que lograron escapar a la emboscada de la fuerzas de seguridad paraguayas, ocurrida durante el desayuno en un campamento. Ellas son: Anahí, melliza de “Lichita”, Carmen Elizabeth Oviedo Villalba, la chica desaparecida de 14 años, y Tamara Tania, de 19 años, una prima-, quienes lograron regresar a Argentina el 23 de diciembre pasado. Y esta semana declararon ante el Comité de los Derechos del Niño de la ONU y ante la Defensoría de la Niñez de Argentina.

Según el relato de Laura Taffetani, de La Gremial de Abogadxs, publicado hoy en Canal Abierto: “Carmen Elizabeth es herida en la pantorrilla pero logra huir, comienza una odisea porque el Ejército las fue hostigando, escuchaban tiros todas las noches, fueron acompañadas por tres personas que las estaban ayudando, que fueron asesinadas el 20 de noviembre con tiros a distancia, con teleobjetivo y sin voz de alto. Ellas lograron huir, Carmen Elizabeth vuelve a ser herida con un roce en la cabeza, sin ayuda, sin conocimiento de la zona, comienzan a escapar a través del monte, con helicópteros encima y disparos, sin comida y sin agua. Carmen queda en un lugar, salen a buscar comida y agua y cuando vuelven no la encontraron, había una bolsa de agua, con lo cual es difícil pensar que salió por su propia voluntad. Al buscarla, Laura es detenida y las otras dos chicas logran salir de Paraguay y llegar a Argentina.»

A pesar de los reiterados pedidos de informes por parte del gobierno argentino que no obtuvieron respuesta y del rechazo del gobierno paraguayo para el ingreso del Equipo Argentino de Antropología Forense, sigue la lucha para conocer la verdad, hacer justicia, y encontrar viva y salva a Carmen, desaparecida en Paraguay luego de una cacería política militar.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here