Luego de un año plagado de suspensiones y despidos en el sector azucarero, el Ingenio Río Grande dio la nota y se convirtió en una de las mejores paritarias nacionales con un acuerdo que implica un 42,6% de aumento en el sueldo básico, que pasa a 25.000 pesos. No solo significó una suba acorde a los niveles inflacionarios, también se logró blanquear las cifras no remunerativas y otros beneficios para pago de retroactivos y becas para trabajadores.