Hugo Borrel, presidente de uno de los frigoríficos exportadores más importantes del país anunció en medio de una huelga que este viernes decidió cerrar su planta ArreBeef, cercana a Ramallo, ‘para siempre’. De cumplir con la amenaza, que todavía no fue comunicada oficialmente, 1000 trabajadores quedarían en la calle. 

El empresario se mostró cansado de las protestas gremiales que pedían elecciones sindicales y llevó a dos días de paro. Luego de que se dictara la conciliación obligatoria y no retomaran las tareas, Borrel decidió que cerraba el frigoríco: “Esta decisión la he tomado yo con una gran pelea familiar, no quiero que mis hijos sufran”, dijo el empresario, de 74 años.

Mientras, megáfono en mano, comunicaba esta dramática decisión a sus empleados, era interrumpido por los mismos trabajadores que le reclamaban mejoras salariales. 

El frigorífico, que este año cumplía 100 años, forma parte del Consorcio ABC y tiene una capacidad de faena de 30.000 cabezas por mes. 

Según el diario La Nación: “En su discurso también dijo no entender cuál era el problema, si él pagaba de manera puntual. Y advirtió que quizás bastaba con sacar ‘al delegado Luis Pérez’, u otra cosa”. 

Queda por ver si se trata de una decisión tomada o un anuncio extorsivo para terminar con la huelga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here