El diario La Nación ha lanzado una campaña de humor político digital cuyo protagonista es un pobre ‘Paganini’, una víctima del sistema que paga sus impuesto. El prototipo estigmatizado del empresario llorón, estafado por el Estado, los trabajadores y la justicia en forma permanente.

¿Quién puede reír de esos videos? A los trabajadores y trabajadoras del diario no les causo gracia alguna el último que pasaron en La Nación +, en donde el empresario Paganini contrata a un empleado con cara de ángel, luego descubre que es el diablo y lo echa. Pero aparece un abogado que le recuerda que está prohibido despedir y tiene que pagar doble inmdemnización. Una vez más, Paganini queda desnudo por esos crápulas que dicen garantizar derechos.

Frente a semejante demonización de los trabajadores La Comisión Interna de La Nación publicó en su twitter:

“La Nación reduce su planta de trabajadorxs, La Nación tiene un 60% de empleados bajo la línea de pobreza, La Nación no cubre gastos extraordinarios por pandemia (internet, celulares, electricidad, comedor). Y luego muestra en LN+ un video que demoniza a les trabajadorxs”

Una manera más sutil que la de la empresa de recordarle que ‘un alto porcentaje de trabajadores cobran salarios iguales o inferiores a la canasta básica. Otros apenas un poco por arriba. El promedio es de entre 60 y 80 mil pesos, tal como denunciaban hace un mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here