Marcela Rauzi, presidente de ADIMRA Joven, charló con Nora Anchart sobre la complejidad de liderar una Pyme en Argentina, la dependencia de ciertos productos del exterior y la lucha por realizar una producción íntegramente local.

“Desde el 2000 a acá vi un montón de gobiernos y vi un montón de políticas industriales distintas, de aperturas de importaciones, de cierres de importaciones; entonces lo primero que tenemos que ponernos todos de acuerdo es que la industria genera trabajo”, expresó Rauzi sobre los vaivenes en la relación de los gobiernos con la industria nacional. En ese sentido, la empresaria aseguró que “esto es como un partido de fútbol: no puedo tener una regla de un lado de la cancha y otra regla del otro lado. Pongamos las mismas reglas y ahí empecemos a competir”.

En cuanto a su rol como presidenta de ADIMRA Joven y su relación con los sindicatos, la dirigente indicó que lo importante es tomar conciencia de que “si estoy sola la fábrica no funciona, y si los chicos están solos soldando y no hay nadie que venda tampoco funciona. Todos luchamos por el tema de que no haya tanta inflación porque eso nos come los sueldos (…) No podemos estar remando uno para un lado y el otro para el otro”.

Sobre el cambio de paradigma a la hora de manejar una empresa, Marcela explicó que “en la época de mi abuelo se trabajaba 24 horas al día y yo no concibo esa idea. Nosotros tenemos que trabajar por proyectos; si logramos hacer las ventas que teníamos que hacer y las máquinas que teníamos que hacer el viernes a las 12 del mediodía, vayámonos. Yo no quiero que la gente se quede trabajando por cumplir la hora”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here