El conflicto de los trabajadores con el dueño de Garbarino, el empresario multi rubro Carlos Rosales quien no paga los sueldos desde hace meses, tiene un nuevo protagonista. Pablo Moyano, del Sindicato de Camioneros denunció que a sus afiliados les deben medio sueldo de mayo y todavía no cobraron junio ni el aguinaldo. “Carlos Rosales está fugado. No lo vi nunca, no lo conozco. Viene la malaria y lo primero que hacen los dueños es rajarse. Mientras dicen que negocian, la gente está cagada de hambre, que ponga la cara, que se junten con los trabajadores para darle tranquilidad. Los tipos no hablan con nosotros, hablan por los medios y eso da bronca. Están todos borrados, los gerentes intermedios están en la misma situación que los trabajadores”, le dijo Moyano a Graciela Moreno, de BAE.

Con la paciencia al límite, 200 trabajadores camioneros decidieron en el día de ayer tomar el centro de distribución que Garbarino posee en La Tablada y aseguran que allí se quedarán hasta cobrar todo lo adeudado.

Los empleados de comercio también han sido abandonados a su suerte. Llevan tres meses sin cobrar, muchos de sus locales fueron cerrados, otros ocupados por los trabajadores, y queda a decisión de los gerentes si abrir o no. Desde que compró el emporio Garbarino el año pasado, Rosales cerró más de sesenta locales y mantiene una deuda de alrededor de $19.000 millones con bancos, proveedores, locadores. Según BAE Negocios también tiene ‘varios pedidos de quiebra, de Aerolíneas Argentinas y Boca Juniors, entre otros.’ 

Los empleados de comercios también están en pie de lucha. El mismo Armando Cavalieri, quien intercedió a favor de su entonces amigo Carlos Rosales para que sea el comprador de la tradicional empresa Garbarino, debe llevar ahora adelante el conflicto planteado con sus trabajadores que viven días de angustia.

La crisis de Garbarino también afecta a sus empresas de Tierra del Fuego, Digital Fueguina y Tecnosur, paralizadas desde hace dos meses por falta de pago. Allí resisten al cierre, sin cobrar hace meses, 250 obreros. Si bien la empresa dejó trascender varios salvatajes posibles, entre ellos el posible acuerdo con Newsan para retomar la actividad, nada de eso fue confirmado y el conflicto continúa.

Te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here