fbpx
Connect with us

Destacada

Los pasos previos, por Hernán López Echagüe

Una concesión pedagógica: todo lo que voy a relatar a partir de esta línea, ocurrió entre junio y diciembre del dos mil uno. Punto. Hecha la aclaración, entremos en materia.

Duhalde regresa a la política, y lo hace con vigor y a las zancadas. Un día de junio, en un salón del Hotel Bauen, presenta su novedosa invención, el Movimiento Productivo Argentino (MPA), popurrí de empresarios, políticos, terratenientes, ganaderos, dirigentes sindicales y banqueros, amigos suyos todos, en el que apoyará su campaña política. En la presentación lo acompañan Felipe Solá, Melchor Posse y Guillermo Alchourón, el más cajetilla de todos, señor de la Sociedad Rural. Raúl Alfonsín falta sin aviso pero envía un saludo insípido: “Cualquier movimiento que se ocupe de estos temas me tendrá como entusiasta partícipe”. Dan a conocer un documento fundacional que en alguno de sus fragmentos huele a llamado a la rebelión patriotera: “Los argentinos nos asomamos a la historia con la gesta libertaria de 1810 para terminar siendo un país sin brújula, sin voluntad de ser y doblegado por la incapacidad de sus dirigentes para pensar con grandeza cuando lo que está en juego es nuestro propio destino como Nación (…) Es hora de valientes decisiones. Es hora de transformaciones profundas. Por eso es que nos convocamos en el Movimiento Productivo, un espacio sin banderas partidarias ni intereses sectoriales para impulsar la superación de la crisis, liberar las fuerzas creadoras argentinas, aportar a la construcción de un nuevo proyecto nacional fundado en el trabajo y la producción y así reencontrarnos con lo mejor de nuestra Patria, de nuestra Historia y de nuestro Pueblo”. Entre los padres fundadores del MPA que firman el documento, figuran varios de los responsables del hundimiento del Banco Provincia y del Grupo Bapro: Juan de Anchorena, Carlos Brown, Rubén Lusich, y Osvaldo Rial. En representación del mundo de la producción, producción en el sentido más lato de la palabra (producción de alimentos, producción industrial, producción de miseria y malestar y abatimiento social), firman Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria; Mario Llambías, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas; Dardo Chiesa, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa; Gregorio Chodos de la Cámara de la Construcción, y los presidentes de las sedes de Santa Fe y de Córdoba de la Unión Industrial Argentina. También figura allí la firma de Raúl Lamacchia, alias el “Rulo”, presidente de la Unión de Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata, hermano del teniente coronel Héctor Lamacchia, que entre 1974 y 1976 fue segundo jefe del Grupo de Artillería y Defensa de Mar del Plata (GADA 601) y obtuvo la gracia de Alfonsín a través de la ley de Punto Final (semanas después del acto en el Bauen, Raúl Lamacchia cometerá una gran imprudencia: en un programa de una radio FM de Mar del Plata, vaticinará la caída de De la Rúa en diciembre y la llegada de Duhalde al poder. A su lado, Manuel Salazar resultó ser un embaucador)

En tanto, en la reunión de la Organización Internacional del Trabajo que se realiza en Ginebra, Patricia Bullrich, ministra de Trabajo, tropieza con la urbanidad de Rodolfo Daer y Armando Cavallieri. Ocurre que Bullrich tiene la intención de promover dos medidas que a los jerarcas de la CGT les resultan un disparate: la revisión de los convenios colectivos de trabajo y la obligatoriedad de presentar en el ministerio la declaración jurada del patrimonio de cada uno de los dirigentes sindicales. Daer y Cavallieri le cortan el paso en el umbral del salón de actos. “Nos clavaste un puñal por la espalda”, le dicen. “Anulá las medidas ya porque no vamos a parar hasta voltear el gobierno. En octubre, después de las elecciones, empieza la cuenta regresiva”. En esos días, el diario La Nación publica un artículo de Joaquín Morales Solá bajo un título agorero: “Duhalde proyectaría ser Jefe de Gabinete después de octubre”. Pero, ¿no hay un presidente? Vaya apresuramiento. Escribe Morales Solá: “El ex gobernador de Buenos Aires y actual candidato a senador peronista Eduardo Duhalde, manifestó en reuniones reservadas que estaría dispuesto bajo condiciones políticas especiales a hacerse cargo de la Jefatura de Gabinete, después de las elecciones del 14 de octubre próximo”. Las palabras de Morales Solá, que a simple vista pueden sonar fuera de razón y conveniencia, son sin embargo un presagio de lo que se viene. En los primeros días de septiembre, Duhalde viaja a Washington y en la sede de la Interamerican Dialogue, durante un encuentro en el que participan, entre otros, Hugo Anzorreguy y Peter Hakim, presidente de la institución, comenta, con suma confianza, que en pocos meses más será presidente de la Argentina.

(Si querés leer más, encolumate, podrás leer cómo se eligieron los presidentes, con escenas como ésta: “¡Imaginate la escena, Ruckauf y yo negociando la presidencia mientras meábamos!”, me dice el Rodríguez Saá engominado y de pellejo puntano, entre risas, ya de pie, mientras se lleva las manos a la altura de la bragueta y simulando sujetarse la verga, haciendo que oscile de forma acompasada de uno a otro lado, imita a un tipo meando en un mingitorio. “¡La política es una cosa increíble, increíble!”)

Fragmentos del libro El regreso del Otro (Editorial Planeta, octubre de 2010)

Texto exclusivo para suscriptores.

Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacada

Reunión de la ITF en el Vaticano: sindicatos advirtieron una recesión mundial por culpa de la codicia empresarial

Tras la reunión entre la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales y la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), el organismo internacional publicó un comunicado en el cual detallaron los temas discutidos y apuntaron que la codicia empresarial y los “poderes fuertes” están impulsando una recesión mundial que sumirá a millones de trabajadores y trabajadoras en la pobreza.

La reunión abordó las repercusiones de la pandemia mundial para el personal del transporte, ilustró las enseñanzas de la Iglesia a través de experiencias prácticas y propició el entendimiento común de algunos de los retos a los que se enfrentan los trabajadores y las trabajadoras.

Entre los temas urgentes a tratar, desde la ITF destacaron “las repercusiones del cambio climático para el personal del transporte y la necesidad de que los trabajadores y las trabajadoras participen en la toma de decisiones a fin de garantizar una transición justa, sobre todo en los países del Sur Global; los efectos de la pandemia de COVID-19, en particular la consiguiente escasez de mano de obra con experiencia; el fin de los conflictos armados que siguen causando muertes y desplazamientos forzosos a gran escala; la amenaza de una recesión a nivel mundial como consecuencia de las demás crisis”.

Por otro lado, desde el organismo manifestaron que durante la pandemia “los trabajadores y las trabajadoras respondieron a la pandemia mundial con el mayor acto de solidaridad internacional jamás visto”, en tanto que “el personal del transporte mantuvo el mundo en movimiento y continuó transportando bienes esenciales para salvar vidas”.

“Ahora nos enfrentamos a la convergencia de varias crisis mundiales: la emergencia climática, las guerras nacionales e internacionales y la posibilidad de una tercera guerra mundial, la crisis del costo de la vida y la crisis de desigualdad provocada por la codicia empresarial y el hambre. El actual modelo de globalización está fallando tanto al personal del transporte como a sus comunidades“, denunciaron.

“El camino que lleva a reducir la desigualdad y arreglar este mundo quebrado pasa por unos empleos estables, con seguridad, salarios dignos y derechos sindicales. Debemos redoblar nuestros esfuerzos por combatir la desigualdad y la pobreza, abordar la crisis del costo de la vida y fortalecer nuestros sistemas de salud para garantizar el acceso universal a la atención sanitaria”.

A su vez, la ITF pidió “poner fin a la codicia empresarial mediante la responsabilidad en las cadenas de suministro”. “El sistema vigente fomenta el sufrimiento humano, y eso debe terminar”, aseguraron.

El comunicado completo acá

Continue Reading

Destacada

Antes de visitar al Papa, Pablo Moyano confirmó la marcha de la CGT “en rechazo de los especuladores”

Pablo Moyano, secretario adjunto del Sindicato de Camioneros y vicepresidente de la Federación Internacional del Transporte (ITF), confirmó la movilización de la CGT del 17 de agosto en rechazo “de los especuladores y formadores de precios”.

El dirigente hizo declaraciones luego de participar con una delegación de gremialistas del sector en una jornada de trabajo y debate sobre la problemática de la actividad con la Academia Pontificia de las Ciencias.

Moyano indicó que el Papa Francisco “otorga un rol muy importante a los sindicatos” y narró que el encuentro fue realizado “nada menos que en el Vaticano, lo que ofreció más esperanza y fuerza”.

El co-líder de la CGT dejó dudas sobre la movilización de la central obrera el 17 de agosto “en defensa de los salarios y los convenios colectivos de trabajo y para que los especuladores y evasores se dejen de una vez de joder”.

La movilización del 17 será multitudinaria y con una clara consigna: basta del robo empresario del plato de comida de los argentinos“, indicó Moyano tras el encuentro mundial del transporte, en el cual se discutió la problemática del transporte a nivel global.

Este miércoles, la delegación de dirigentes argentinos que viajó para formar parte del encuentro se reunirá con el Papa Francisco en una audiencia de una hora y media. El encuentro fue organizado por la ITF y la Academia Pontificia de las Ciencias del Vaticano, y participaron, además de Moyano y Sasia (Unión Ferroviaria), los dirigentes Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (marítimos), Graciela Aleña (viales), Jorge García (taxistas), Emiliano Gramajo (colectiveros) y Marcos Castro (capitanes de ultramar).

La ITF representa a más de 18 millones de trabajadores de 670 gremios en 150 países, según detallaron Moyano y Edgar Díaz, secretario Regional de la ITF Américas.

Continue Reading

Destacada

Omar Plaini: “Que haya ‘mesas chicas’ en el movimiento obrero evita que seamos protagonistas”

Omar Plaini, secretario general de Canillitas y secretario de Políticas Económicas y Sociales de la CGT, pasó por La Columna Vertebral para referirse a la marcha convocada por la central obrera para el 17 de agosto, las internas del movimiento obrero y las reuniones que mantuvieron en los últimos días con figuras del Gobierno, incluida Cristina Fernández de Kirchner.

LCV: Se nos viene el 17 de agosto de la CGT. Creo que hubo una reunión en la CGT este viernes donde finalmente se iba a decidir las consignas y demás. ¿Qué se decidió?

-La movilización está ratificada y no va a haber oradores. Eso es lo que dispuso la mayoría del secretariado.

LCV: Iba a haber un documento igual que se iba a leer. ¿Se va a leer un documento?

-Esperamos que sí. Todavía quedó eso discutiéndose. Nosotros, un sector que integramos la CGT, que ustedes conocen como el Frente Sindical y la propia Corriente Federal, teníamos una mirada distinta. Pero bueno, esto se decide por mayorías y minorías, y somos respetuosos de esas actitudes o esas decisiones que hay que respetarlas. Más allá que unidad no es unicidad, eso está claro, nuestra voz se escucha ahí porque uno de los secretarios generales, nada más ni nada menos que Pablo Moyano, y nosotros tenemos un conjunto de secretarías allí, tanto el Frente como la Corriente, y hacemos escuchar nuestra voz. Después la mayoría decide y decidió que esta movilización va a ser sin oradores y que estaban trabajando un documento que todavía no quedó totalmente definido. Sí nosotros como Frente nuestra columna se va a organizar, va a movilizar, seguramente tenemos alguna expresión nosotros como Frente y como Corriente, haremos nuestras propias definiciones.

LCV: ¿Las consignas de ustedes cuáles van a ser?

-Las consignas entiendo que las mismas que de la movilización. Las consignas nuestras son las de la marcha de las antorchas del día 26, que se acerca un documento para que la sociedad lo conociera, donde nosotros nos movilizamos contra la concentración económica y financiera que ha tratado todo este tiempo de desestabilizar al gobierno y producir corridas cambiarias financieras del poder económico. Estamos hablando de la Asociación de Empresarios Argentinos, los sojeros, la Cámara de Empresas Americanas, la Sociedad Rural, la propia UIA. Y además porque nuestra movilización empodera al gobierno. Para enfrentar a esos sectores necesita tener mucha musculatura. No es política básicamente, sino que también es de una clase trabajadora movilizada, reclamando y peticionando, sin extorsionar como hacen ellos, pero sí reclamando nuestro derecho, y nos movilizamos por nuestros propios intereses también y por derecho propio. Así que esas van a ser nuestras consignas. Lo hacemos por la patria, lo hacemos por el empleo, por la producción, por el desarrollo. Consignas que ya hemos hecho en diversas oportunidades, que las seguimos reafirmando, sosteniendo y expresando en una movilización, en este caso en la calle, el lugar de donde a nosotros no nos van a correr nunca.

Y ese lugar nos pertenece porque vivimos en una sociedad totalmente injusta, desigual, y los sectores, el hombre y la mujer de pie, son los más afectados por las distintas políticas, fundamentalmente que generó el gobierno anterior. No vamos a responsabilizar a este del ajuste ortodoxo y el mega endeudamiento porque es responsabilidad del ingeniero Macri, la gobernadora Vidal y todo ese conjunto de neoliberales que todavía se ufanan de que quieren volver y para hacerlo más veloz. Así que si nosotros queremos que el gobierno se debería empoderar con nuestra movilización.


“No creo en eso de los sindicatos grandes. Creo en las grandes organizaciones, que es un tema cualitativo y no cuantitativo”

SOBRE LAS SUPUESTAS “MESAS CHICAS” DENTRO DEL MOVIMIENTO OBRERO

LCV: ¿Qué es lo que está pasando realmente en la CGT con estas cuestiones? ¿Hay unidad posible?

-La unidad está, eso no significa unicidad. ¿Tenemos diferencias? Tenemos diferencias, pero priorizamos la unidad al conflicto. Vos descifraste situaciones que se producen que nosotros no generamos. De hecho, ¿Qué es la mesa chica?

LCV: Eso es lo que me pregunto.

-Si hay una mesa chica tendrían que ser los 3 co-secretarios generales. Hay quienes se denominan mesa chica, pero yo no creo en eso de los sindicatos grandes. Sí creo en las grandes organizaciones, que no es un tema cuantitativo sino cualitativo. Puede haber un sindicato cuantitativamente muy grande, y después no expresa claramente y cabalmente los intereses de los que representa.

LCV: No es un problema numérico para vos.

-No, por supuesto. Es más, ¿qué fueron Los 25? Un sindicato numéricamente grande y un conjunto de gremios numéricamente chicos, pero ahí había cuadros pensantes y brillantes. Entonces a mí me tiene sin cuidado eso. Por supuesto que trabajo y trabajamos desde la organización y muchas otras para que, en la próxima conformación de la CGT, cuando se reelijan en el próximo Congreso del 2025, tengamos un solo secretario general. Que volvamos al formato tradicional, y que ese secretario general tenga una mesa política con cual después las definiciones las lleva el secretariado me parece muy bien para el funcionamiento, para la agilidad de la toma de decisiones. Pero después eso de que “hay una mesa chica por allá, una mesa chica ampliada por acá, que uno va y otra no va”, bueno, eso muestra parte de las debilidades que tiene el movimiento sindical argentino y por eso no somos protagonistas en la política. Precisamente por eso, a la hora de definir, cuando salen incluso compañeros y compañeras para integrar listas de representación legislativa, porque efectivamente tenemos casi nula participación, termina definiendo quién tiene el armado de la lapicera desde la política, quién sí y quién no, porque elige de acuerdo a los que ve más cercano o tiene más afinidad. ¿Por qué? Porque la CGT se ha transformado en una organización central de presión y no es un factor de poder, está clarísimo. Y estas cosas debilitan ese poder.

LCV: Hemos visto todos esta semana también la foto de la reunión que tuvieron vos, Pablo Moyano, Walter Correa y Manrique. ¿Se puede saber de qué conversaron?

-Obviamente de los temas nuestros, de los temas que nosotros tenemos interés, que es la vida sindical, tanto del tema de la asignación por hijo y esa discriminación que hay, el tema de la salud. Le llevamos una propuesta de generación de miles de empleo en forma inmediata a través de lo que son a los proveedores del Estado nacional, provincial y municipal, obviamente de la situación que está muy difícil, dificultosa, pero que hay que salir adelante. Así que la vimos muy bien, la vimos de muy buen ánimo, muy buen semblante y fue una reunión siempre grato e importante cuando vos compartís un tiempo bastante interesante. Compartir con un estadista de la magnitud de la vicepresidenta de la Nación, de Cristina Fernández de Kirchner. Así que te diría una reunión más que positiva y le dejamos algunas inquietudes nuestras como esta que te digo de la generación de empleo. También hablamos de la conceptualización de la diferencia que hay entre empleo y trabajo. Salario, ingreso.

LCV: ¿Cristina está con el tema del aumento único para todos por igual o con paritarias? Esa también es otra duda que hay.

-Esa es otra deformación de no sé quién lo mencionó o algunos que no creen. Ya lo dijo ayer Pablo, lo venimos trabajando nosotros. Nosotros estamos convencidos que primero las paritarias son innegociables. O sea, es inmanente para nosotros, es a rajatabla. La negociación paritaria es a rajatabla. Ahora, si además de la paritaria hay un bono o un aumento generalizado del gobierno, bienvenido para aquellos trabajadores que están abajo de la pirámide. Por supuesto, cómo no lo vamos a aceptar. Siempre, obviamente, negociando además nuestras paritarias. Esto es así de claro. Esto es lo que nosotros queremos y ya lo hemos expresado. Ayer lo volvió a ratificar Pablo en una nota con un colega de ustedes, lo que venimos hablando en el Frente. Nosotros la tenemos muy clara. ¿Quiénes somos nosotros para impedir que un trabajador reciba un aumento del gobierno nacional o un bono? Así como hay gremios que ya han establecido el bono de fin de año, casi como de uso y de costumbre, hay multiplicidad de tentaciones que reciben un bono de fin de año. ¿Por qué no van a recibir, además de la paritaria, un ingreso extra?

LCV: En un off the record habían puesto las paritarias en duda y a mí me encantó particularmente, personalmente por trabajadora y por identificación con el tema, que hayan sido tan taxativos los gremios, tanto en las reuniones que tuvieron con Massa, como las que tuvieron con Alberto, como en la que tuvieron con Cristina, diciendo que la paritaria no se negocia.

-Te aclaro una cosa para vos también. Los que estuvimos allí, de esto no hablamos con Cristina.

LCV: ¿Del bono tampoco?

-No, no hablamos de eso con Cristina. Te vuelvo a repetir lo que hablamos. Dejamos la propuesta de los proveedores de Estado, hablamos del tema de la salud, hablamos del tema de la asignación familiar que nos parece discriminatorio, y hablamos de algo que ella planteó en el 2017 y que a mí me pareció una pregunta interesante para hacerle, el tema de una moneda de transacción y una moneda de reserva en Argentina, porque el problema monetario, y ella volvió a ratificar que eso amerita y merece un acuerdo nacional de todas las fuerzas políticas.

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.