fbpx
Connect with us

Destacada

Elecciones en Colombia: “El discurso de Hernández muestra muchas inconsistencias”

Directamente desde Barranquilla, el periodista Pablo Solana charló con Laura Giussani Constenla acerca de las elecciones que tuvieron lugar en Colombia y cómo llegan los candidatos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández al ballotage que el 19 de junio decidirá el nuevo presidente.

LCV: Tenemos en este momento un fenómeno que está en Colombia, que está por hacer un balotaje donde por primera vez podría ocurrir que gane un presidente de izquierda. Vos, en principio, ¿Dónde estás instalado?

-Ahora estoy en Barranquilla, en la costa. Aquí se llama el departamento, que sería como nuestras provincias del Atlántico, y es una región donde la candidatura de Gustavo Petro y Francia Márquez, de esta fórmula alternativa, logró un muy buen resultado, pero aun así, el desafío sigue estando latente para estas semanas hasta el 19 de junio que sea la segunda vuelta electoral porque no alcanzó, porque llegaron al 40% con la fórmula apoyada por la izquierda, el progresismo y el conjunto de los movimientos sociales aquí en Colombia. Entonces estamos registrando. Mañana habrá actividades en los barrios para ver cómo se motiva más, sobre todo a la juventud, que está históricamente ajena de la coyuntura electoral, pero que ahora hay un mayor interés en lograr que participen. Así que por aquí andamos.

LCV: ¿Cómo es el clima en la calle?

-Primero, digamos algo de estos dos candidatos, de estas dos fórmulas que llegan al balotaje, porque efectivamente son muy demostrativas de un clima de época. Colombia vivió unas últimas décadas de mucha violencia política y eso parece haber llegado a su fin, porque estos dos candidatos están por fuera de la dinámica, tanto de esa derecha que expresó el uribismo, la fuerza del ex presidente Álvaro Uribe, como también de los partidos tradicionales y el liberalismo, el Partido Conservador, el partido de la U por unidad, que fue el partido del otro ex presidente, Juan Manuel Santos. Hoy son fuerzas residuales que se acomodan circunstancialmente con algunos de estos grandes frentes, desde una identidad más de izquierda a este hombre, Hernández, como bien decías, una identidad un poco bizarra pero que sintoniza con un humor social que está cansada de los políticos tradicionales. Entonces ahí hay algo que expresa el humor social. 

Después, cómo está viviendo hoy la sociedad de estas elecciones, hay un nivel de politización bastante interesante para lo que es la sociedad colombiana, donde la represión siempre inhibió formas expresivas de opinar políticamente. No era muy habitual ver, ya sea carteles en las casas adhiriendo a la campaña del candidato izquierda como en las veredas. Así que eso se lo puede entender como un clima saludable. Claro que sigue habiendo amenazas y hubo una campaña política, sobre todo hacia las últimas semanas de las elecciones de primera vuelta, donde los candidatos de izquierda tenían que estar con escudo antibalas y con amenazas de que pudiera haber algún ataque contra sus personas. Por suerte, eso no sucedió. La jornada electoral fue tranquila y el nivel de participación fue relativamente alto, aunque aquí como no es obligatorio votar, e históricamente nunca hubo alto porcentaje de votación, ya con que hayan ido el 54% de los colombianos y colombianas habilitadas para votar es mucho. Ese techo se espera también superar ahora, porque las dos fórmulas están detrás de incrementar su caudal de votos. Así que esperemos si el 19 de junio realmente se confirma esa hipótesis y se da cuenta de una elección histórica. Eso se espera aquí en Colombia.


“A Hernández se le está resquebrajando su cáscara de propaganda y comienzan a aparecerle causas de corrupción muy sólidas”

SOBRE LAS POSIBILIDADES DE AMBOS CANDIDATOS

LCV: En Colombia está muy estigmatizado quizás o más acentuado el tema del poder del narcotráfico, de la existencia de una guerrilla con la cual en este momento hay un pacto de paz. Incluso Hernández ha dicho que estaba de acuerdo con el acuerdo de paz con las FARC. ¿Hay posibilidades reales de gobernar sin un poder muy, muy grande detrás? Porque estamos en el 50/50, pongámosle.

-Antes que esta respuesta puntual me apoyo en la comparativa que haces con Chile, que es muy pertinente también por otro elemento que es el estallido social, tanto en Chile a finales de 2019 como aquí en Colombia, que ya había habido en esos años previos, paros cívicos, como le llaman aquí, y que se extienden en el tiempo. En 2021, se está cumpliendo un año por este tiempo, hubo un estallido social que desbordó toda previsión y que aun siendo reprimidos y aun siendo como son aquí violentas tanto las protestas, porque la represión también lo es, hubo un amplio apoyo social. Quedó clarísimo que la sociedad estaba reclamando que cambie, no solo un gobierno circunstancial, sino la dinámica social y política en el país. Así que esas expectativas dan un buen plafón para entonces meternos en lo segundo que preguntabas. ¿Es posible gobernar con un esquema alternativo, con un programa que desafíe alguno de los resortes tan arraigados del poder de la derecha en este país? Y esperemos que sí, se verá en el próximo tiempo. Primero tendría que ganar Petro y ponerse a prueba, pero lo que está pasando esta semana también es interesante y marca algún punto de comparación con estas nuevas derechas latinoamericanas, porque este hombre, Hernández, el que apareció como sorpresa y llegó al balotaje usando redes sociales y con un discurso de la antipolítica, en estas semanas ya empieza a ser observado con más rigurosidad.

Su cáscara de propaganda empieza a resquebrajarse y le aparecen casas de corrupción muy sólidas en su contra de cuando fue alcalde de Bucaramanga. A pesar de que su discurso es contra la politiquería y la corrupción, él parece ser parte de eso por lo que se está evidenciando estos días. Su discurso muestra muchas inconsistencias cuando se estudia un poquito lo que dijo en campaña y la verdad son consignas sin mayores visos de realidad y empieza a haber a sectores de la institucionalidad, como llaman aquí a esa burguesía o esos sectores ilustrados de la intelectualidad y la política, que nunca estuvieron con Petro, pero dicen “bueno, ante dos opciones de cambio hasta parece más previsible Petro para encarar alguna reforma que intentará moderarlas, intentará que sean acotadas en el marco de esta institucionalidad”, pero este otro hombre parece como un loquito un poco impredecible aún para sectores de las clases dominantes de este país. Así que el panorama en ese sentido, si bien fue sorpresiva la llegada de este hombre al balotaje y era más fácil para la fórmula de Petro y Márquez enfrentar al uribismo residual que quedó tercero y no llegó a la segunda vuelta, en este escenario empieza a aparecer como favorable esa previsibilidad que puede mostrar Petro como un tipo que también tuvo un gobierno local en la capital del país, nada menos. Tiene 30 años de trayectoria como político, actualmente como senador, y se muestra como un hombre mucho más formado en cuestiones estructurales aún cuando proponga hacer cambios de lo que otro candidato presenta. Así que esperemos que eso sea un punto a favor. Y si se ganara el 19 de junio, que se arme una estructura de gobierno sólida que le permita transitar una buena gestión.

LCV: Me gustaría rescatar y que nos cuentes un poco quién es la candidata a vicepresidenta de Petro, que creo que ha sido también un batacazo la presencia de ella en esta fórmula. Contanos quien es.

-Petro tiene como compañera de fórmula a Francia Márquez. Ella es una mujer de 40 años de la comunidad afro. Su organización se llama Proceso Comunidades Negras y ella asume la defensa de la negritud como identidad étnica y política. Fue madre soltera, fue lideresa desde la adolescencia, enfrentando el despojo en sus territorios. Su familia fue desplazada por la violencia, llegó a las periferias de Cali y logró hacer una carrera universitaria que le llevo muchos años por su situación de pobreza y de dificultades en la vida. Así que es una trayectoria muy emblemática que genera mucha identidad con los sectores populares que padecieron todos esos males que aquí el régimen es tan especial para provocar: racismo, clasismo, exclusión, desplazamientos, violencia. Ella es una figura que logró salir adelante, no por un discurso emprendedurista  o meritocrático, sino porque se organizó y fue parte de las luchas de su comunidad, la organización de su sector, y como figura pública logró un amplio reconocimiento, sobre todo en sectores populares. También hay expresiones de desprecio y de racismo de la derecha que enmarcaron mucho a veces su forma de expresarse, su consigna, su forma de hablar, que tiene que ver con una concepción étnica muy fuerte que ella sigue defendiendo.  Entonces la fuerza de Petro se vio reforzada por esta figura.

Sí, refresca, porque no es alguien que haya estado en política con anterioridad, sigue su liderazgo social y sí blinda de alguna manera el apoyo del movimiento social organizado, porque Petro, en su devenir de tantos años en la política, también se había ganado sus recelos, en particular, por ejemplo, con el movimiento feminista por haber apoyado a candidatos de su fuerza, cuestionado severamente o por violencia de género o por denuncias que los cuestionaban y Petro no había mostrado una buena sintonía con esas nuevas agendas del movimiento social. También es cierto que hace dos días se hizo un debate feminista donde las organizaciones de mujeres convocaron a los candidatos: Petro fue el único que fue y que participó. El otro señor Hernández ni se prestó a eso. Y Petro se mostró algo incómodo por las interpelaciones de la agenda feminista pero también muy modesto, que es algo habitual en él, un hombre al que se le critica su egolatría y sus ansias de figuración, pero reconoció las limitaciones propias, se apoyó en mujeres como Francia y como gente de su equipo de campaña que lo rodea y bueno, parece ser un mejor escenario, incluso para quienes tenían alguna desconfianza hacia su figura.

Por el otro lado sí puede haber parecido con Milei y con estas nuevas derechas latinoamericanas en la figura de Hernández. No tanto por el señor, que es un hombre de 77 años, con ya toda una vida hecha, y no es tal vez lo que la juventud y ese desparpajo más juvenil busca en estas nuevas derechas, pero sí hay un equipo de propaganda de campaña que lo posicionó donde pasa esto: un hombre de 77 años es tendencia en Tik Tok y a la juventud le parece divertida su forma de hablar chabacana, hasta un poco grosera y ahí hay algo que se empareja y que seguramente su equipo de campaña tuvo en cuenta de estas nuevas dinámicas. También un buen mensaje para poner en cuestión a estas nuevas derechas es que cuando se rasca un poco abajo de esa imagen y de esa fluidez en las redes sociales, el tipo muestra muchas inconsistencias y eso ya le está costando. La última encuesta de ayer del diario El Tiempo, que no es ni progresista ni izquierda, da a Petro por encima de su medición y a este hombre que no logra sostener el caudal de votos de lo que él sacó más lo que el uribismo le aporta, que era el principal temor. El segundo y el tercero sumados ya daban un 50%, pero eso no se está verificando. Esa matemática no se está verificando porque el hombre aparece estancado en la cifra del 40 y tantos y Petro sí logra pegar más allá de su primera cifra porque ya tenía un piso de 40. Entonces es una posibilidad que la segunda vuelta vuelva a ser favorable para esta fórmula progresista de izquierda en Colombia. Veremos en un par de semanas cómo queda eso.

Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacada

Conflicto en Peajes | Facundo Moyano: “El Gobierno hace populismo berreta, que no chamuyen más”

Facundo Moyano, secretario adjunto del Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA), fue muy crítico con Axel Kicillof y el Gobierno nacional en el marco de la protesta de los trabajadores de peajes por la implementación de la tecnología que quiere realizar Aubasa de forma unilateral y que reubicaría a varios empleados.

“Hacen populismo berreta, que no chamuyen más. Hay un presidente (Ricardo Elizalde) anti-trabajador que designaron por un acuerdo político entre Sergio Massa y Axel Kicillof. Es llamativo en un gobierno peronista que no se sabe a quién responde, nadie se hace cargo, ni el gobernador se hace cargo, ni los funcionarios del ministerio se hacen cargo, está todo el gobierno loteado”, disparó Moyano desde la protesta de trabajadores en diálogo con A24.

 “La verdad que es un desgobierno. Llama la atención que se llamen peronistas cuando no dan respuestas, cuando van en contra de los trabajadores“, continuó el dirigente. Están destruyendo todo el sistema de autopistas. Un argentino que no pasó nunca por una autopista o corredor vial la está pagando con sus impuestos. Es el populismo berreta que hace este pseudoperonismo. Le dicen a la gente: ‘No subimos las tarifas porque le queremos dar un beneficio’ y lo que hacen es robar la plata de los impuestos que pagan”, explicó.

Si son peronistas, que hagan peronismo de verdad, no de chamuyo. Veo el peronismo cuando miro para el costado, donde están los laburantes. Estamos cansados del chamuyo del Gobierno. Si son peronistas, que hagan peronismo con la gente. Hay 50% de pobreza, 90% de inflación, ¿Dónde está el peronismo? Tanto que hablan de que vuelve la derecha. Ustedes, los que gobiernan, hacen todo para que vuelve la derecha“.

Este miércoles se dio una tregua en el conflicto. Tras una semana con peajes liberados, trabajadores de la autopista Buenos Aires- La Plata levantaron provisoriamente la medida de fuerza mientras continúan en negociaciones con Aubasa y el Gobierno bonaerense.

Se estima que la medida de fuerza generó una pérdida de casi 20 millones de pesos por día. “Es un gesto del gremio, pero los reclamos aun no fueron resueltos“, manifestaron desde el sindicato. El martes se dio un intento de conciliación en el ministerio de Trabajo, pero la reunión entre los dirigentes del SUTPA y representantes de Aubasa terminó sin acuerdos.

En diálogo con FM La Cielo, Florencia Cañabate, secretaria general de SUTPA, explicó que el conflicto no tiene que ver con paritarias, sino con la “implementación de la tecnología de forma unilateral por parte de la empresa, que no tiene en cuenta a los trabajadores”.

Aubasa está encarando un plan de reformas y modernización que reubicaría a los trabajadores de las cabinas, entre otras modificaciones. Entre los cambios se incluye la instalación de torres de tecnología en lugar de las cajas donde se cobra el ticket por la tarifa del servicio.

Continue Reading

Destacada

Comunidad originaria de Salta denuncia que los incendios “son provocados para favorecer monocultivos”

La comunidad guaraní «Estación Tabacal» de Hipólito Yrigoyen denunció a la policía de la localidad que los focos activos de incendios ubicados en sus territorios fueron provocados intencionalmente por terratenientes locales.

Los pobladores originarios exigieron que el Estado intervenga y provenga recursos para apagar los fuegos que amenazan sus vidas. En diálogo con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda, 104.5), Mara Puntano, abogada de la comunidad, aseguró que los incendios son “intencionales y provocados”.

“La comunidad guaraní ‘Estación Tabacal’ decidió poner la denuncia para que los funcionarios no se hagan los tontos, ni los ciegos ni los mudos. En este momento, incluso, están manifestándose para que actúe el avión hidrante – uno solo para toda una región que arde – , tampoco los dejan ser parte y trabajar para apagar esos incendios. Entendemos que es por una cuestión de seguridad, pero si los recursos del Estado no están puestos en los bomberos cómo se apagan estos incendios que son provocados”, explicó la letrada.

La abogada denunció que los incendios son provocados por terratenientes de la zona “para favorecer los monocultivos”. Actualmente, el territorio de la comunidad guaraní de Hipólito Yrigoyen es disputado por la Searbord Corporation, compañía propietaria del ingenio El Tabacal.

“La policía tiene la obligación de comunicarse con el fiscal y el fiscal tiene la obligación de investigar y disponer las medidas necesarias: ordenar a los bomberos que vayan a apagar el incendio, que los aviones de la provincia lleven el agua. Porque los recursos están, ahora para qué y en dónde no lo sabemos”, concluyó Puntano.

Continue Reading

Destacada

Chile | “Hay un consenso sobre hacer una nueva constitución, pero no saben cómo”

Pablo Touzón, editor de Panamá Revista y politólogo, charló con La Columna Vertebral sobre lo sucedido en las últimas semanas en Chile con el plebiscito que rechazó la nueva constitución y el reciente conflicto del presidente Boric con el embajador de Israel.

LCV: ¿Cuál fue el Chile que viste en el contexto de el antes y el después del plebiscito?

-Fue efectivamente un viaje muy interesante porque se dio este contexto. Yo llegué efectivamente el día del plebiscito, del referéndum, me quedé una semana y pudimos entrevistar con este programa a gente de los partidos y de todas las tendencias políticas, inclusive de derecha. En principio sentí una sensación de extrañamiento, en el sentido de que nadie reconocía la sociedad en la que estaba, ni los de derecha ni los de izquierda. Eso era para el observante externo muy interesante, porque están todos como auto debatiéndose. El proceso que lleva a la elección del otro día empieza con las protestas del 19, protestas que son muy masivas, muy populares, muy violenta también, y que terminan en un acuerdo de paz justito antes de la pandemia, que es el acuerdo de paz entre los partidos, en ese momento era presidente Piñeira todavía y lo firma también Boric. De los líderes del movimiento, Boric es el único que va al acuerdo, a diferencia de otros como el PC.

Lo que se puede evaluar hoy es que las protestas terminaron sobre todo por el COVID. Eso es importante porque si bien estaba la idea de una constitución nueva en mucho de los reclamos de la protesta, no era toda la protesta. Por un lado, es una idea que tenía la política para contener el proceso que estaba en las calles. Se hace después una elección y ahí se le pregunta a la gente si quiere reformar la Constitución, gana por 80 puntos y se le pregunta a la vez y si quiere sea con el método de representatividad normal, o sea, el método diputados, senadores, constituyentes, clásico, o si quiere que la mitad de esa convención constituyente para armar la constitución nueva, después de la última que era la de la época de Pinochet, si la quieren reformar con listas del pueblo. Entonces cuando empieza el proceso de reforma de la Constitución efectivamente fue bastante distinto. Fue manejable por el mismo gobierno, en el sentido de que justamente como eran listas abiertas y gente que pertenecía a movimientos sociales, que lo que defendía es que su causa esté en la constitución, pero no una especie de ordenamiento medio general.

LCV: ¿Cómo ves el futuro en Chile?

-Mira, Boric tuvo una actitud rara. Primero cuando se dio cuenta de que el proceso de la constitución se había ido de las manos, él un poco se abrió. Dijo que sí, que obviamente iba a votar apruebo y que él iba a reformar alguna de las cosas de la Constitución, porque ya estaba viendo que un poco que perdía y que se había vuelto una especie de colección de maximalismo pero que no tenía el hilo conductor de una Constitución. Por otro lado, lo digo porque es importante, se subordinaron los derechos universales sociales a los derechos particulares de género, de indígenas. Hay un problema ahí complejo, que es que las dos son de izquierda, los derechos universales y los derechos estos. Finalmente terminó priorizándose la plurinacionalidad, por ejemplo, por sobre la educación gratuita. Entonces ahí hay una cosa que es más compleja que simplemente izquierda o derecha. Hoy Boric está en un problema porque está atenazado por izquierda. Al día siguiente que fue el referéndum le coparon los secundarios algunos colegios pidiéndole ni un paso atrás cuando habían perdido por 62 puntos. Obviamente la élite quiere que le vaya mal. Entonces está como un tipo que debería reinventar la coalición que lo trajo al poder.

LCV: En el medio además le agarra así como el interruptus con cosas que tienen que ver con su militancia estudiantil y hace el papelón con el embajador de Israel.

-Yo creo que eso es para contentar justamente a los sectores movilizados, les tiene que dar algo. Efectivamente me parece que va por ahí, porque por él viene del movimiento estudiantil, si bien es como un dirigente más inteligente, por eso pudo llegar a ser presidente, no es solo un dirigente estudiantil. Entonces tiene que contentar a las bases a la vez que se abre un proceso por derecha mucho más movilizado ahora también, y que tiene un mandato, esto es importante, tiene un mandato del pueblo de reformar la Constitución, pero el mismo pueblo dijo que esta constitución no. Tiene que hacer una preconstitución igual, y más o menos hay un consenso en la política chilena hasta en algunos de derecha, no tan derecha, que sí hay que hacer una constitución nueva. El tema es que no tienen idea de cómo.

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.