fbpx
Connect with us

Historias de trabajadores

Horacio Zamboni, el abogado de los trabajadores. Por Leónidas Ceruti

“¡¡¡No gritar en una paritaria, entonces no es paritaria!!! “En el caso concreto de la negociación colectiva, yo he tomado conciencia en estas negociaciones con los compañeros aceiteros, que se había perdido no sólo la capacidad de discutir, además de las técnicas de la negociación, y las formas de pactar. Y en la primera paritaria, vinieron a decirnos que gritábamos mucho, que los funcionarios del Ministerio de Trabajo no podían concentrarse, porque allí no se gritaba desde hacía mucho tiempo. No se concibe una negociación salarial sin gritos. Pero esto sucedió, y descubrí algo que fue lo que más me sorprendió, y es que en las fábricas, no sé si en todos lados, se había perdido una noción: el derecho de la negociación colectiva y el derecho de la organización sindical de representar al trabajo como un sujeto. Los abogados de los grandes estudios patronales han elaborado toda una situación, que es falsa, de fraude laboral colectivo, donde se hace “como”, como si discutiéramos, pero no se discute ni salario ni condiciones de trabajo. En las fábricas, en las unidades de trabajo, ni hablar, me imagino que en las reparticiones públicas, se hace la voluntad del patrón. Hemos retrocedido, entonces, a una etapa anterior a la del Estado de Bienestar; estamos intentando luchar por el reconocimiento práctico de la organización sindical como interlocutor del capital en el sistema capitalista. Creo que esto es más que una reflexión, es una puesta arriba de la mesa de lo que yo creo que son algunos de los problemas fundamentales, que no son todos, por supuesto”. (Del libro “Horacio Zamboni. Teoría y Práctica de un Revolucionario”)

En la vida, hay personas que marcan a otros hombres, que son maestros para otros, que señalan rumbos para muchos, que privilegian lo colectivo a su devenir personal, que dejan discípulos, que se destacan por su personalidad, que sobresalen por ser frontales en el debate de las ideas, que durante su historia mantienen la firmeza en sus posturas ideológicas y políticas. Horacio Zamboni reunió esas cualidades.

Fue ante todo, un revolucionario. Se definía como marxista y socialista. Su lucha estuvo ligada a la defensa de los intereses de los trabajadores, siendo abogado de varios sindicatos. Realizó ensayos de economía, política e historia. Publicó artículos de opinión, participó de debates, dictó conferencias y cursos de formación para trabajadores y universitarios.

Nació el 15 octubre de 1942 en Rosario. Fue dirigente del Centro de Estudiantes de Derecho, Federación Universitaria del Litoral y Federación Universitaria Argentina entre 1960 y 1966. Integró la agrupación «Nueva Estructura Programática de la Reforma Universitaria” (NEPRU) y se graduó de Abogado en el mes de diciembre de 1966.

En los años ’60 y ’70, fue asesor letrado del Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unidos de San Lorenzo (SOEPU), la Intersindical de San Lorenzo, la Asociación Bancaria de Rosario, el Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Afines de San Lorenzo, el Sindicato Obrero Cerámica, Porcelanas y Azulejos, la Federación Obrera Ceramista y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de Firmat. Cofundador de la organización «Socialismo Revolucionario”, y posteriormente del espacio político «Alternativa”. Firmaba con el seudónimo Esteban Arguello.

La Alianza Anticomunista Argentina, la Triple A, lo condenó a muerte en 1974. Fue detenido y puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional el 8 de noviembre de 1974. Partió al exilio el 2 de febrero de 1975 hacia Perú.

Revalidó el título de abogado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de Lima. Integró el Centro de Asesoría Laboral, trabajando con distintos sindicatos peruanos. Fue asesor de los bloques de Izquierda Unida, en las Cámaras de Diputados y Senadores del Perú. Fue periodista de la Revista «Actualidad Económica”.

De regreso al país, fue docente en la Facultad de Derecho y abogado de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. Volvió a trabajar con varios gremios, entre ellos el Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unidos de San Lorenzo (SOEPU), Ceramistas y en la última etapa, desde el 2004 hasta su fallecimiento el 22 de agosto del 2012, estuvo asesorando al Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario (SOEAR) y a la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso y Desmotadores de Algodón de la República Argentina (F.T.C.I.O.D Y A.R.A.), donde cumplió un rol fundamental, en particular sentando las bases del principio rector del Salario Mínimo Vital y Móvil conforme a su definición legal en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo, la democracia obrera, las huelgas.

UNA VIDA JUNTO A LA CLASE OBRERA

Fueron muchos los cursos, seminarios y charlas que dio para la formación y capacitación de los trabajadores, como también a militantes con posturas anti sistema. Siempre impactante, polémico y frontal, con un discurso tan seductor como ingenioso, defendiendo los derechos e intereses de los explotados.

Desde los trabajadores que empezaban a organizarse, pasando por las agrupaciones obreras de base hasta las conducciones de muchos sindicatos, fueron a su encuentro, a consultarlo, pedir su opinión, orientación. También lo hicieron los estudiantes universitarios.

Defensor y difusor de la democracia obrera, de las asambleas obreras, de los cuerpos de delegados. Enseñó que los que deben deliberar, decidir y ejecutar son los obreros. Por eso, no sólo luchó contra los patrones y el capital, sino contra todos aquellos que buscaron y buscan sustituir en la lucha a los trabajadores. Su enfrentamiento y cuestionamiento a la burocracia sindical, fue uno de los ejes de su militancia.

Sus posiciones anti sistema y por la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, hicieron que fuera reprimido, se ganó enemigos, y los enfrentaba con la convicción de lo que fue: un revolucionario.

Nada de lo humano le fue ajeno: solidario con sus amigos y compañeros de lucha. Deportista desde muy joven, gran lector, amante de la música, el cine, la literatura, el baile. Le gustaba compartir una comida con amigos, para charlar y debatir sobre todos los temas de la vida. Vivió la vida a pleno, con una pasión y entusiasmo que contagiaba. Muchos nos formamos en la militancia con su ejemplo y sus ideas.

Horacio: Camarada, Amigo, Hermano, siempre estarás en cada huelga, cada conflicto y con nosotros. Te recordaremos como lo que fuiste, un revolucionario de puño en alto y cantando La Internacional. Te veremos en cada lucha de los trabajadores, en cada huelga, y en cada asamblea obrera.


Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Historias de trabajadores

Homenaje al Cura Barrendero secuestrado por la dictadura militar: “Unidad para vencer”

El viernes 14 de junio se llevó a cabo en la Parroquia “Inmaculado Corazón de María” de Constitución, una misa en memoria de Mauricio Silva, cura barrendero detenido y desaparecido en la última dictadura cívico-militar. La iglesia fue desbordada por la participación de vecinos, sindicatos, organismos de Derechos Humanos y sectores del movimiento ecuménico en una nueva demostración de unidad, lucha y memoria. Participaron del acto dirigentes sindicales como Pablo Moyano Secretario Adjunto de Camioneros y Cosecretario General de la CGT, Alberto Beto Vicenzi de la Unión Obrera Ladrillera y Lito Borello de la Unión de Trabajadores/as de la Economía Popular-UTEP.

La homilia estuvo a cargo de Gustavo Carrara, Obispo y Vicario Episcopal de la Pastoral de Villas de Emergencia:“Es una misa que recuerda, que hace memoria del Padre Mauricio Silva que fue un sacerdote que, para seguir a Jesús entre los más humildes, vio que en ese momento ser un trabajador barrendero era un modo de seguirlo, de estar cerca de los trabajadores.Eso es política en el sentido más genuino de la palabra”. El Padre Toto, Cura Villero de la Villa-21-24, también presente en el homenaje sostuvo: La unidad es clave para no dejarnos vencer, porque tenemos la fe, tenemos lo que Dios ha puesto en nuestros corazones, que somos hechos a su imagen y semejanza. El Bien le gana al Mal por eso de la mano de Dios, del Pueblo y de la Comunidad. Tenemos que seguir con los brazos en alto, y con el corazón también luchando por los que más sufren.”

FM Riachuelo realizó una amplia cobertura conversando con los presentes para poder revivir la figura de aquel Cura Barrendero que fue tan querido en el barrio. José Guernica, Secretario de la Rama de recolectores y barrido de CABA y Conurbano, recordó: “Fue una persona muy importante porque él empezó a luchar y a pedir por los derechos de los trabajadores. Sueldos como corresponde, indumentaria de trabajo, herramientas. Y bueno, aparentemente uno por reclamar lo que correspondía hacía un daño o perjuicio y querían silenciarlo. En todo ámbito siempre pasa que cuando uno reclama la Verdad tratan de callar o desaparecerlo, como en este caso a Mauricio Silva.”

Durante la misa dedicada al Padre Mauricio Silva, y a todas y todos los barrenderos en su día, la parroquia estaba colmada de trabajadores y trabajadoras de la Rama de la Recolección del Sindicato de Camioneros, junto a compañeras y compañeros de distintos sindicatos. Entre ellos, FM Riachuelo entrevistó a Carina Maloberti, Secretaria Gremial de ATE SENASA e integrante del Bloque Peronista en ATE:Estamos muy emocionados. Todavía tenemos en carne viva las heridas y broncas, los gases, los palazos, la represión tremenda que el pueblo humilde y trabajador sufrimos en la ultima movilización al Congreso; por lo menos aquellos sectores del Movimiento de Trabajadores que seguimos luchando por la dignidad de nuestro pueblo y por la soberanía de la Patria. Ver el salón de la misa lleno de todos los barrenderos, de todos los recolectores de residuos en su día y homenajeando al Padre Mauricio Silva, testimonio de dignidad de un pastor que huele a ovejas, de una iglesia abierta y en salida recibiendo al descarte que este sistema arroja a un costado, nos ratifica que vale la pena siempre, y en todos los tiempos, poner el cuerpo contra toda injusticia”. También agregó: Acá lo que se sintió es que está de pie la Patria. Se respira dignidad y nuestras resistencias porque no nos deshumanicen ni los vínculos en los sectores de trabajo, en las familias y ni en nuestros barrios. Frente a la deshumanización de ellos, plantamos la humanidad de esta solidaridad, de esta unidad. Acá el cura barrendero, el Padre Mauricio, hizo el milagro de unir lo que por arriba la dirigencia no puede juntar.”

Maira Yanequine, del Movimiento Misioneros de Francisco, de la Capilla Padre Luis de la Costa de Sarandí sumó su recuerdo: “La vida del compañero Mauricio Silva me conmovió porque gracias a su lucha los compañeros barrenderos hoy pueden tener su sindicato. Es un ejemplo a seguir para todos nosotros. Saber que con cada lucha, aunque queden algunos en el camino, vamos a vencer y vamos a llegar a lo que realmente queremos para el futuro de nuestros hijos y de nuestros compañeros.”

Inés, de la capilla Cristo obrero campesino, Misioneros de francisco de Máximo Paz, sumó a la reflexión y afirmó: «En el día del barrendero, los Misioneros de Francisco de Máximo Paz estamos presentes recordando al sacerdote Mauricio Silva, quien fue detenido y desaparecido por su compromiso con el Evangelio y con los que menos tienen. Esperando que esta historia no se vuelva a repetirante un gobierno que hoy nos reprime ante la libertad de expresión, acompañando al Pueblo, acompañando al trabajador, acompañando a ese barrendero que sale día a día a la calle a pelearla, a pelear por un plato de comida. Tomamos la palabra de Francisco de salir a la calle a Evangelizar a que el Pueblo sea unido, a que miremos y querramos un mundo mejor, siempre en armonía y ayudando a los que menos tienen.»

Trayendo a la memoria las luchas de los que nos precedieron, Lucas Pedró, Secretario de Culto de la UTEP y miembro del Movimiento Misioneros de Francisco, decía: “Por supuesto que cada generación tiene su lucha. Así como los compañeros que lucharon y entregaron su vida en los ’70, así como Maxi, Darío y el Oso también lo hicieron en los inicios del 2000, a nosotros nos toca esta lucha de hoy. La lucha contra esta avanzada del poder hegemónico, de las derechas ultra conservadoras, del deshumanismo, de ese sistema que no contempla la vida humana. Obviamente tenemos que estar a la altura de las circunstancias.” También destacó la importancia de la espiritualidad en los tiempos que se vienen: “Creemos que la fe es muy importante para la lucha. La fe nos da fuerza, nos une como Pueblo y nos da la esperanza. Si no tuviésemos la esperanza y la fe en la victoria, ¿para qué lucharíamos? De la misma manera que Cristo luchó por los excluidos, los humildes de su época, a nosotros nos toca hacer lo mismo. Estamos en ese camino.”

Entre los distintos sectores, se encontraban compañeros y compañeras de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), quienes día a día luchan por construirse una vida digna por fuera del sistema que los excluyó. Nos encontramos con Lito Borello, Secretario de Derechos Humanos de la UTEP que decía: “Por un lado, en una iglesia llena de compañeras y compañeros donde había una fuertísima espiritualidad que daba realmente señales de un pueblo de pie. De un pueblo que al recordar a un curita tan importante como Mauricio, el cura barrendero, al recordar su lucha, su compromiso, su manera de estar como uno más de los trabajadores con sus hermanos, generaba una empatía con el momento que estamos viviendo. Si bien, esta misa se lleva adelante todos los años, este año al estar a 2 días de esta represión que desató esta tiranía dictatorial de Milei-Bullrich, de alguna manera era como recargar las baterías y reafirmarnos en que acá no se rinde nadie; en que vamos a seguir luchando, en que la PATRIA NO SE VENDE, y que nuestro Pueblo sigue con un alto grado de voluntad de lucha. Por lo tanto, esto cobra una significación superlativa. En un momento donde algunos se quieren encargar de bajarnos los brazos, de quebrar nuestra espiritualidad popular, de desgastar este ímpetu se tuvo el otro día en una jornada heroica de un pueblo que no se resigna a que nos saqueen, ni a que hambreen a nuestro pueblo.» Agradecido con la oportunidad del encuentro con otros, agregó: “Celebramos el encuentro en esta misa, celebramos la posibilidad de que este hecho nos siga dando fuerzas a todos, uniendo la fe y la lucha, la fe y la pelea cotidiana. Y, además, esta misa demuestra que por más que quieran venir con todo el aparato represivo del poder fáctico, que tiene como títeres a este gobierno de Milei-Bullrich; este Pueblo va a seguir peleando y reafirmando LUCHAR HASTA VENCER”.

Continue Reading

Destacada

Leandro Sánchez: “La lucha docente en Misiones es una experiencia única en el país”

Mientras los grandes medios de comunicación han puesto el foco de la información en el levantamiento policial de la provincia de Misiones, el reclamo de maestros, enfermeros y distintos sectores, quedó en segundo plano. “Se levantó el acampe en el día de hoy”, difunden los canales de televisión. Error. Se levantó uno de los acampes, el policial. El lunes por la noche, LCV tuvo como cronista de excepción a un docente de la provincia, Leandro Sánchez, quien estaba ubicado entre la movilización policial y una inminente asamblea docente. Un testimonio sonoro que daba cuenta de los ánimos caldeados de la policía. Sirenas, tiros, petardos, motos. “La policía acaba de emplazar al gobierno que si en una hora no encontraban una solución irían a tomar la Comisaría Central”. Al día siguiente, en efecto, se encontró una solución a su reclamo y levantaron el acampe. Pero vale la pena escuchar esta crónica radial en la voz de Leandro Sánchez, actualmente Sec. Adjunto de la CTA-A de Misiones y fundador de FTEN, que extraña y se conmueve al recordar sus clases en una escuela de frontera: “Por cuestiones gremiales estoy de licencia, pero ese es mi lugar en el mundo, adonde quiero volver, porque ahí, con los chicos y la comunidad, yo fui feliz”.

Leandro Sánchez, maestro misionero. Sec. Gral Adjunto de la CTA-A provincial

Está ubicado en la calle Uruguay de Posadas, relatando el fantasmagórico paisaje de fogatas en una noche inusualmente fría en Misiones: “Acá no estamos acostumbrados a los 12 grados de hoy”. Carpas, y una multitud heterogénea que se reunió de forma casi misteriosa con un mismo reclamo: sueldos dignos. Ahora se encuentra parado en una esquina en donde todo parece a punto de estallar. De su lado, los maestros llaman a una asamblea. El tiene los ojos puestos en qué hacen los policías: “Tenemos que ver si llevan adelante su amenaza, si toman la comsaría sería una escalada tal que imagino nos haría movernos del lugar. El problema que ellos tienen es que hay muchos policía enfermos, algunos con neumonía”, comenta, “ellos no están acostumbrados a los cortes de ruta”. El cansancio, las enfermedades, la amenaza de ocupar la central y un aumento más significativo del ofrecido en un inicio, fue quizás el trasfondo de la ‘solución’ que obtendrían los policías al día siguiente.

“No sé qué sucederá con la policía hoy, de cualquier forma, nuestro reclamo va a continuar. No estamos en una unidad política con la policía. No existe mesa de coordinación en los cortes. Es algo raro, jamás imaginé una situación similar. Nuestra lucha viene de antes, cuando vimos que ellos se levantaban salimos nuevamente y nos apostamos cerca. Allí el comisario Amarilla, referente del alzamiento de los uniformados, nos dijo: ‘Todos estamos reclamando lo mismo, 100% de aumento, nosotros vamos a quedarnos aquí hasta que lo consigamos todos, nosotros junto a los maestros y enfermeros’. Imaginate! Yo estaba acostumbrado a ir a manifestaciones porque la policía había matado a algún pibe. Somos concientes que como institución hacen la vista gorda al contrabando de soja. Lo tenemos corroborado, los hemos visto cortar la ruta catorce porque algún camión había perdido su carga para ayudarlos a juntar la soja y que sigan viaje a Paraguay o Brasil para no pagar impuestos. ” Lo cierto es que la promesa de Amarilla a los trabajadores no se cumplió, pero queda por ver si alguna semilla de esta curiosa experiencia quedó plantada.

Se escucha la voz de una mujer que grita: “Es una compañera que está llamando a los maestros para la asamblea”, nos aclara. No es una asamblea habitual, allí se reúne el FTEL. El Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha es una experiencia única: “Empezamos a reunirnos antes de la pandemia. Allí estamos todos, los que votaron a Milei, los que quieren fundar un partido libertario, los peronistas, los radicales, los socialistas, el Polo Obrero. Todos. No es fácil. Empezamos una asamblea a las 8 de la mañana con posturas totalmente antagónicas que parce que terminará en un fracaso, pero a las 4 de la tarde, los que se ven en minoría retiran su moción y se vota por consenso. Terminamos gritando, claro, “Unidad de los Trabajadores”. Creo que no voy a vivir para tener otra experiencia como ésta, no hay otra igual en el país. Están los desilusionados con la filial de la corriente celeste de Ctera, los gremios que forman parte de la CGT, los de la CTA Autónoma, los autoconvocaos. Todos.”

La emoción de estar asistiendo a un momento histórico en su provincia se le nota en cada palabra. No oculta su crítica a la CTERA: “Mientras nosotros pedíamos el 100% de aumento ellos aceptaron un 34%. Fue una explosión. Más de 3.000 personas cortamos la ruta. Me cuesta explicar todo lo que se vive. Desde los vecinos que nos traen galletitas o pollo, es el pueblo quien nos está alimentando, hasta los camioneros que saludan. Parece una tontería, pero después de 12 horas de corte, abrimos paso a los camiones, y nos tocaron bocina, un camionero me gritó: ‘Siga así, maestro’ y fue una emoción incalculable para mí, no te puedo explicar. Dos días después, CTERA convocó a un paro general y no mencionó el conflicto de docentes en Misiones que, sin duda, es el más importante del país.”

Hasta aquí, una breve síntesis de un diálogo imperdible, con información, anécdotas, emoción, el 25 de mayo en la ruta y la historia de vida de este maestro de frontera y referente gremial misionero.

Continue Reading

Destacada

José Hughes: “Cuando llegó el mail diciendo que no pertenecía más a la empresa, creí que era un error. El sindicato dice que no hay nada que hacer”

El 26 de abril empezaron a llegar a distintas ciudades y pueblos los mails anunciando la ‘desvinculación por reestructuración” a 150 trabajadores del Correo Argentino. La Columna Vertebral quiso conocer la historia de vida de uno de ellos. Porque no son números, detrás hay familias, historias, geografías diversas.

Con la música de Il Postino de fondo, Nora Anchart charló con José Hughes, habitante de una ciudad de nombre mágico y un paisaje aún más mágico: Trevelin, en Chubut. Alejandro Hughes cursaba la secundaria cuando consiguió trabajar como cadete en el Correo del pueblo -“que ahora es ciudad con sus 15.000 habitantes”, aclara, “pero sigue igual de tranquilo”. Hace un año y medio había sido nombrado jefe de la oficina de 3 empleados. Llevaba 38 años de una trayectoria inapelable: nunca faltó al trabajo, salió a repartir cartas con lluvia, nieve o frío. Uno de los momentos más lindos era en Navidad, cuando padres y niños se acercaban a la oficina para entregar su carta para papá Noel. Lo que parecía que era una carrera profesional que terminaría con una jubilación en la empresa que lo conocía desde chico, se cortó de un segundo para el otro. “No podía ser, se habían equivocado”, pensó al leer el mail. Las autoridades del Correo Argentino no cambiaron con Milei, o sí. Eran los mismos, pero ya no lo parecían. La única respuesta del sindicato -ATRA- al que acudió el cartero fue: “No hay nada que hacer, están despidiendo por todos lados, no podemos hacer nada”. “Llego a pensar que ellos nos entregaron”, dice Hughes.

A continuación, esta charla entre nostálgica, encantadora y terrible, con uno de los miles de despedidos en la gestión Milei, de distintos ámbitos estatales. Alejandro Hughes todavía sueña que lo vuelvan a llamar. Aquí su historia.

(Foto de portada: abrazo de los vecinos de Trevelín a las oficinas de su correo contra los despidos)

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.