Trabajadores de Kimberly Clark realizarán un acto contra el desmantelamiento de la fábrica

Trabajadores de la planta de Kimberly Clark en Bernal realizarán un nuevo acto este jueves a las 17:30 hs en la puerta de la fábrica para continuar su reclamo de reactivación productiva y en contra del desmantelamiento.

En una publicación realizada en redes sociales, los trabajadores aseguraron que han tenido » reuniones con las autoridades municipales y funcionarios del ministerio de Producción de la provincia de Bs.As. pero no hay ninguna respuesta concreta». Además, criticaron al gobierno macrista por «el violento desalojo de principios de diciembre» y aseguraron que el gobierno recientemente electo de Fernández «hizo la vista gorda».

«Los directivos de Kimberly informaron que desestiman las reincorporaciones en las otras plantas, aunque no existe venta a otra firma y en las próximas semanas comenzarán los movimientos para desinstalar las líneas de producción. Nunca precisó K-C qué piensa hacer con las seis hectáreas del predio. Pero informó que la marca continua en el país y planea tercerizarla o importarla», explicaron los trabajadores.

Por otra parte, los empleados de Kimberly Clark sostuvieron que el gremio es «cómplice de la patronal» y «perdió todo contacto con nosotros». Por último, pidieron la intervención del gobierno nacional, provincial y municipal para impedir que se desmantele la fábrica y se salven 209 puestos de trabajo.

La lucha de los trabajadores ya lleva cuatro meses de reclamos y medidas cuya única respuesta fue violencia por parte del gobierno. En la madrugada del 4 de diciembre, los obreros que ocupaban la planta fueron desalojados a punta de pistola por un violento operativo sin orden judicial. Antes del desalojo, los trabajadores habían realizado pruebas para reanudar la producción.

Kimberly Clark anunció el cierre de su planta de Bernal el 27 de septiembre de 2019, momento en el cual los trabajadores decidieron ocupar las instalaciones. Allí se producía papel higiénico, rollos de cocina y servilletas para las marcas Kleenex y Scott. La papelera de Bernal ya existía desde 1904, pero había sido adquirida por la empresa norteamericana en 1997.

Desde la compañía habían informado que el cierre se debía a un “programa de reestructuración global anunciado a principios de 2018″. Las plantas de Pilar y San Luis continúan abiertas. A pesar de que no se nombra la crisis argentina como motivo, Patricio Lara, delegado sindical, aseguró que la producción había caído durante los últimos años. Hay que destacar también el cierre de otra papelera de la zona, Ansabo, que contaba con 60 años de historia y más de 45 personas que quedaron en la calle.

En su momento, los trabajadores reclamaban que la firma no había realizado los trámites correspondientes con el Ministerio de Trabajo para iniciar el proceso de cierre, como por ejemplo iniciar un Procedimiento Preventivo de Crisis. Sin embargo, hoy por hoy el conflicto recrudeció y la principal exigencia es que no se desmantele la fábrica que da sustento a 209 familias.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda