«En Bolivia hay un paredón mediático»

La Columna Vertebral charló con Penélope Moro sobre la muerte de su hermano Sebastián, periodista que falleció mientras cubría el golpe de Estado en Bolivia.

La periodista detalló las últimas comunicaciones que tuvo con su hermano, quien había decidido trabajar en la clandestinidad junto a otros colegas ya que se les estaba prohibiendo la entrada a los lugares clave. “El ACV es el diagnóstico oficial de la clínica”, explicó Moro sobre la muerte de su hermano, “pero también va acompañado con contusiones, traumatismos y golpes que nosotros y otros testigos advertimos”.

Luego de que abogados y expertos forenses analizaran las pruebas y concluyeran en que las circunstancias de la muerte “fueron gravísimas”, el caso fue enviado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Defensoría del Pueblo de Bolivia. “Desde Argentina se están intentando hacer denuncias penales por todo lo que está ocurriendo en Bolivia en cuanto a la violación de derechos humanos pero no están prosperando”, indicó Moro.

Por otra parte, mostró su esperanza por la recuperación de la democracia en Bolivia “para que se visibilicen todas las denuncias de lo que está pasando allí” y remarcó que “las organizaciones sociales tienen miedo a denunciar y avanzar con sus reclamos de investigación porque no hay garantías ni siquiera para los abogados”.

“Hay muchísimo miedo. Hay una dictadura naturalizada en Bolivia y no se está sabiendo”.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda