«Donde hubo incendios ahora hay countrys»

El presidente de la Fundación Mil Aves, Guillermo Galliano, reconocido fotógrafo y naturalista, denunció en declaraciones a Radio Nacional Córdoba que los incendios intencionales en las sierras tienen fines de lucro.

Basándose en datos aportados por los propios bomberos, sostuvo que si se analiza qué ocurrió en los lugares que sufrieron incendios desde el 2004 se puede hacer un mapa de lo que sucedió después. «Digo un caso concreto: camino a Falda del Carmen, Falda del Cañete, ahí había bosque nativo, con toda la biodiversidad que ahí habita, veamos qué hay ahora: todos countries, barrios cerrados.».

Denunció al gobierno provincial ‘y sus socios desarrollistas’ como responsable de ese desastre ambiental que está acabando con el bosque autóctono y toda su fauna.

Sobre los incendios actuales dijo haber sido testigo presencial de cómo empezaron: “Estamos haciendo un documental sobre el río Suquía con la Fundación Mil Aves. Ayer en vez de filmar el río, filmamos incendios. Estuve en La Calera. Se puede escapar un fuego… Pero eran un montón de focos distintos en distintos lugares de La Calera. Y se han visto desde el aire, en Traslasierra, eso está comprobado, un cuatriciclo con dos sujetos arriba con bidones que van prendiendo fuego. Y hay un enorme impuesto al fuego, como un negociado enorme detrás de cada fuego, de cada acción. Como dice Germán Jaacks, que es guardaparque (de La Quebrada del Condorito): nuestros bomberos son como los soldados de Malvinas, los mandamos al fuego con muy poca cosa. Hacen un trabajo titánico. Ellos tienen equipamiento para salvar un edificio, una casa. Pero no para un fuego de montaña, eso son brigadistas. Lo que se necesita en montaña son brigadistas”.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda