Victoria de los obreros de Dánica: ordenan reabrir la fábrica.

En cumplimiento a la orden dictada por el Ministerio de Trabajo, el Grupo Beltrán dejó sin efecto el lock out que sostenía en la planta de Avex Dánica Llavallol desde hace varios días ya que no tenía razones productivas ni económicas.

A pesar del reclamo por parte de los funcionarios del ministerios, la Planta de Dánica de Llavallol continúa sin presentar la documentación que compruebe las razones de la falta de pago de salarios, despidos y dos lock out patronales. El Grupo Beltrán ya había sido conminado al pago de salarios adeudados en dos oportunidades sin cumplir con ese mandato.

De acuerdo al comunicado difundido por la seccional Capital del sindicato de aceiteros: «la única razón por la que el Grupo Beltrán realizó esta ilegal medida, y la sostuvo en el tiempo, a pesar de que el 9 y el 14 de octubre el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires los conminó a la inmediata reapertura y pago de salarios, es porque pretende atemorizar a las trabajadoras y los trabajadores de la planta para que acepten que se les arrebate su convenio colectivo de trabajo junto a sus derechos laborales, salariales y sindicales.»

A pesar de la embestida contra el gremio que lleva adelante la empresa desde hace dos años los trabajadores mantuvieron su postura y defendieron sus derechos.

«Luchar sirve, y esta derrota del segundo lock out patronal lo demuestra. Hoy, gracias a la firmeza expresada una y otra vez por las compañeras y los compañeros aceiteros que en unidad y en asamblea, deciden y luchan, junto a sus delegados electos, junto a su Sindicato Aceitero y con el apoyo de la Federación, ingresan una vez más en la planta. Es un logro de la resistencia obrera, de la firmeza demostrada en esta lucha que continúa. A seguir avanzando en defensa del Convenio Colectivo Aceitero 420/05, el Salario Mínimo Vital y Móvil, los puestos de trabajo, los derechos laborales y sindicales y la reincorporación de los compañeros despedidos Hugo y Lucas. ¡Viva la clase trabajadora!», concluye el comunicado.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda