Desde ayer, 7 de diciembre, un bien natural como el agua empezó a cotizar en el mercado de valores. Su precio fluctuará como lo hacen el petróleo o el oro. Así lo informó CME Group, Chicago Mercantile Exchange, un mercado de derivados financieros y productos básicos con sede en Chicago. Inversores con visión de futuro quienes frente a la creciente escasez de agua en el mundo han decidido ser los primeros en ponerle precio.

Según El Economista, “el índice Nasdaq Veles Califonia Water Index, con el ‘ticker’ NQH2O, se basa en un indicador de precios de los futuros del agua en California que hoy cotizaba a unos 486,53 dólares por acre-pie, una medida de volumen utilizada normalmente en Estados Unidos equivalente a 1.233 metros cúbicos.”

Conscientes de que se trata de una materia prima indispensable para vivir los ‘expertos’ -así los tilda El Economista- consideran que es imprescindible elaborar ‘una mejor gestión del riesgo futuro vinculado a este bien’. La forma que encontró el grupo de Chicago fue comprarla antes de que desaparezca.

Según un informe publicado en febrero de 2019 por el ACNUR, la agencia de la ONU que se ocupa de los refugiados, el  World Resources Institute (WRI) indicó que más de 1.000 millones de personas viven, en la actualidad, en regiones con escasez de agua y hasta 3.500 millones podrían sufrir escasez de agua en 2025.

China y Estados Unidos son los principales consumidores del mundo de agua, de acuerdo a los pronósticos en los próximos años dos tercios del planeta sufriría la falta de este bien vital lo que provocaría el desplazamiento de millones de personas.

La solución que encontró el grupo inversor CME fue adquirir acciones de agua, un producto cuyo precio seguramente estará en alza. “El índice está basado en los precios de las principales cuencas fluviales de California, donde la escasez del agua ha aumentado, este valor podrá ser usado como referente para el resto del mundo en los mercados del agua. Estos contratos de futuros no requieren entrega física de agua y son puramente financieros, basados en el precio semanal promediado entre las cinco principales cuencas de California hasta 2022″, informa el Economista.

El caso de Marte

Un equipo liderado por Shane Stone de la Universidad de Arizona estudia las razones por las cuales el clima del planeta Marte pasó de “su estado cálido y húmedo hace miles de millones de años hasta el planeta frío y seco que observamos hoy en día”.

Aunque suene increíble, hubo un tiempo en el que el agua fluía por la superficie marciana, así lo revelan las hendiduras con forma de lechos de ríos y costas que muestran las imágenes satelitales. Una ínfima cantidad de ese caudal hoy se encuentra en los casquetes polares de aquel planeta. Algunos estudios científicos conjeturan que la razón de su desaparición de la faz de Marte fueron las virulentas tormentas de polvo que se registraban, pero no hay una respuesta cierta hasta el momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here