Alejandro Kogan, secretario de prensa de Aeronavegantes, charló con La Columna Vertebral sobre el significado del 1° de mayo, las nuevas generaciones de dirigentes sindicales y qué se siente formar parte de los vuelos que traen las vacunas a Argentina.

El dirigente se refirió al “enorme orgullo” que significa para el gremio formar parte de los vuelos que traen las vacunas de Rusia. “Nosotros salimos de nuestra casa a las 7 de la tarde de un miércoles y regresamos a las 10 de la noche un sábado sin habernos bajado del avión, y lo hacemos con un orgullo tremendo sabiendo que en cada una de esas cajas hay miles de familias que sobreviven. Estamos llevando vacunas y estamos salvando vidas“, celebró.

“EN CADA CAJA DE VACUNAS HAY MILES DE FAMILIAS QUE SOBREVIVEN”


En relación a esto, Kogan destacó el importante rol de Aerolíneas Argentinas. “Aerolíneas Argentinas siempre estuvo ligada a la necesidad del pueblo, por eso la necesidad imperiosa de que sea parte estratégica del Estado. Aerolíneas siempre estuvo cuando hubo terremotos, cuando hubo inundaciones, cuando fue, lastimosamente, la Guerra de Malvinas. Siempre Aerolíneas Argentinas estuvo a la altura de las circunstancias cuando el pueblo así lo demandaba”, expresó Alejandro, quien a su vez manifestó que “el tripulante de cabina sabe que tiene que ocupar un rol de seguridad, que cuando le queda tiempo tiene que ofrecer un servicio al pasajero, pero ante todo tiene que tener una conciencia de que siendo trabajador de Aerolíneas cumple un rol estratégico para el fortalecimiento de nuestra patria. 

“AEROLÍNEAS ARGENTINAS SIEMPRE ESTUVO LIGADA A LA NECESIDAD DEL PUEBLO”

A propósito del 1° de mayo, Kogan recordó cuál fue la primera vez que celebró el día de lucha de los trabajadores como dirigente. “El primer Primero de Mayo que nos tocó vivir fue en la CGT en la época de Hugo Moyano. Los días feriados Hugo organizaba en la CGT un plato muy típico que es de su gusto personal y que él se encargaba de compartir con todos los trabajadores y trabajadoras. Tanto los días de lucha de una jornada de paro nacional como los Primero de Mayo, en la CGT se comía chorizo a la pomarola y de entrada empanadas fritas. Nos tocó ser protagonistas desde la Juventud Sindical del armado en las calles de ese acto que en su momento fue una fiesta, cuando podíamos convocarnos en las calles”. A su vez, Alejandro indicó que tomó dimensión de la importancia mundial del 1° de mayo cuando le tocó pasar el feriado en un congreso de transporte en Sofía, Bulgaria. “Ahí me di cuenta del impacto que tiene esta fecha porque había compañeros y compañeras, jóvenes generaciones de todo el mundo súper emocionados por sentir pertenencia hacia la clase trabajadora“, recordó.

En cuanto a su experiencia personal como dirigente, Kogan recordó “un antes y después en mi vida política”.  “Una noche me invitaron a la sesión en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación donde se debatía la reestatización de Aerolíneas Argentinas. Cuando terminó y la media sanción resultó favorable hacia lo que nosotros necesitábamos (…) íbamos bajando los escalones cantando la marcha peronista. Y digo íbamos porque me sumo como escuchante: yo no la sabía la marcha peronista, y esa noche me hice peronista.  Esa noche llegué a mi casa y dije ‘todavía no sé muy bien por qué, pero yo soy peronista'”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here