Hugo Miguez, filósofo y experto en epidemiología psiquiátrica, murió de covid el 20 de abril en el Hospital Italiano. Antes de entrar a terapia tuvo tiempo para escribir un texto titulado “30 segundos” en el que reconoce todo lo que se juega en un momento así: El descubrimiento de una cultura en los pasillos del hospital. Entre otras cosas recordó que, en un momento de agravamiento de su cuadro, cayó desmayado “por la falta de aire y la desesperación” y quedó “entrampado entre los muebles de la sala”. En ese momento, “unas manitas de enfermera tiraban de mí, Bibi”. “Braceando como pudo me alcanzó. Me abracé a ella y me di cuenta de que no estaba en un páramo sin vuelta atrás”, porque “cuando crees que ya perdiste todo escuchas el braceo enérgico de la que podría ser tu hija llegando hasta vos”. Esas manos “me acostaron, me calmaron, me dieron su aire”.

En el Día Internacional de la Enfermería, cuando muchas profesionales de la salud luchan por el reconocimiento de su labor y por sueldos dignos, luego de pelear contra una pandemia a lo largo de más de un año, sin descanso, el texto de Míguez, cuyos fragmentos publica hoy Página 12, se convierte en una reivindicación y en el mejor homenaje.

Te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here