“Una vez Más decimos ¡Ni Una Menos! ¡Vivas, Libres Y desendeudadas nos queremos!”, comienza diciendo un documento acordado por más de doscientas organizaciones de mujeres y disidencias, diversos sectores políticos y sociales junto a representantes de las tres centrales sindicales, en el que se escucharon las voces de las trabajadoras y campesinas. Dejan en claro que el feminismo no se limita a la lucha por un aborto seguro y gratuito e incorporan distintos reclamos como la violencia económica, el aumento de precios, la especulación inmobiliaria, entre otros. “Después de conquistar el derecho al aborto, seguimos confrontando el poder patriarcal porque afirmamos que este movimiento es antineoliberal, antirracista, anticolonial y antifascista”, señala el texto.

Este año dejarán de lado las convocatorias de marchas masivas en la ciudad de Buenos Aires respetando las medidas sanitarias en pandemia, y quedará librado a cada organización el modo de hacerse presente en el día en el que se cumplen 6 años de la primera marcha de un millón de personas que consolidó el Ni Una Menos contra la violencia de género.

Entre las iniciativas previstas, se realizará un ‘Cartelazo’ en las redes y los muros para que cada una elija su propia consigna, de manera colectiva o individual, que se peguen en balcones o en las puertas. Consignas que irán desde reclamos por la situación económica como contra la violencia de género, en la que tendrá un lugar preponderante la pregunta ¿Dónde está Tehuel?, el joven trans desaparecido hace casi tres meses del que nada se sabe.

Verónica Gago, investigadora del Conicet e integrante de Ni Una Menos, le hizo llegar a La Columna Vertebral el cartel elegido por el colectivo del que participa: “Basta de violencia económica de las corporaciones. No hay soberanía de los cuerpos sin soberanía alimentaria”, firmado 3J Ni Una Menos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here