fbpx
Connect with us

Destacada

Reforma educativa en Uruguay: “Hay un clima represivo muy fuerte”

Desde Uruguay, Camila López Echagüe, Docente de la Unidad de Ciencia y Desarrollo de la Facultad de Ciencias (Universidad de la República) y del Consejo de Formación en Educación, contó cómo se vive el particular clima de rebelión estudiantil que existe en Uruguay a partir de la reforma educativa que impulsa el Gobierno, la cual podría llegar a eliminar asignaturas clave como Historia o Filosofía.

-En este momento se están dando algunas situaciones muy delicadas de falta de presupuesto a la educación, que nos están poniendo un poco en alarma. Esta semana puntualmente lo que pasó, me da gracia porque no me había acordado el contexto que estabas mencionando de Día de los Mártires Estudiantiles, que efectivamente fue una marcha multitudinaria, pero que se suma, se pone en el contexto de estos otros problemas que son actuales. Esta semana lo que ocurrió fue que además de ya estar en un presupuesto sumamente ajustado, por ejemplo, la Universidad pública no recibió aumento de presupuesto en la última rendición de cuentas, se discutió incluso la quita de un impuesto que supondría quitar, o sea, no solamente no aumentar sino disminuir los ingresos de la universidad, sobre todo para su desarrollo en el interior. En Uruguay hay una universidad que es la Universidad de la República. Hay otra que es más pequeña, pero digamos que la más grande, la que concentra la mayor cantidad de carreras es la Universidad de la República y está en una situación crítica de presupuesto. Hay carreras cuya continuidad peligra en este momento.

LCV: Me da como un poco de impresión esto de que adquirió una centralidad el tema de la rebelión casi estudiantil y docente, como que están ocupando el centro del escenario. No sé si esto es así.

-Sí. Eso también es muy llamativo. Esta última semana hubo ocupaciones y digamos, centros que se ocupaban, los iban a desalojar con la policía y se volvían a ocupar al día siguiente y los volvían a desalojar. O sea, hay un clima de conflicto fuerte.

LCV: A mí me hace acordar un poco al Chile de hace unos años, donde los estudiantes de repente adquirieron un protagonismo que uno no estaba acostumbrado. Quizás es un poco exagerada la comparación, pero yo que conozco un poco el Uruguay, me resultó extraña esta movilización tan potente.

-Sí, la verdad no creo que se pueda comparar. Me parece que no, todavía no estamos a esos niveles. Todavía está arrancando. Me parece que se está empezando a materializar un sentimiento de malestar que venía latente de hace mucho tiempo y ahora se está empezando a ver en movilizaciones, en manifestaciones, en ocupaciones. Es verdad que están ocurriendo cosas que nunca habían ocurrido antes y se están ocupando institutos en el interior del país, en lugares que nunca ocurría nada. En el norte, de repente hay institutos más alejados, porque en Montevideo cada tanto hay este tipo de manifestaciones, pero ver un instituto copado, Rivera, que es un departamento al norte del país y aparte tradicionalmente muy conservador, y ver que los estudiantes ocupan y que se enfrentan a las fuerzas que vienen a desalojar. Sí, me parece que tienen a una fuerza hasta simbólica incluso.


“La Universidad no recibió aumentos, e incluso se discutió disminuir sus ingresos. Hay carreras cuya continuidad peligra”

SOBRE LOS RECLAMOS DE PRESUPUESTO EDUCATIVO EN URUGUAY

LCV: ¿Cómo fueron los desalojos?

-Lo que ocurre es que los institutos que están siendo ocupados no son de la universidad. Están siendo ocupados institutos de formación de profesores de enseñanza secundaria, que no son universitarias. Acá también se respeta mucho esto de que la policía no puede entrar a la universidad. La reforma argentina me parece que tuvo mucho peso en Latinoamérica y acá también, pero no es el caso de los institutos de formación de profesores que no son universitarios. Igual no se están dando desalojos violentos en muchos casos. Ayer justo tenía una reunión de sala con otros colegas y lo que me decían es que en muchos casos las ocupaciones se están dando de forma muy educada, digamos. Se presenta la policía, se presenta el Ministerio del Interior, elaboran un acta, les ponen un plazo. En muchos casos ha sido así. No es que entraron por la fuerza y los sacaron. Hay otros casos donde ha sido un poco más de interrumpir asambleas y bueno, entrar y sacarlos, no con episodios de gran violencia, pero sí una cosa más disruptiva. Pero por ahora está un poco como el constante temor del desalojo, porque además esto se da en el contexto de una ley que fue que cuando el nuevo presidente Lacalle Pou asumió, propuso una ley de urgente consideración, que ustedes estuvieron hablando mucho de eso.

LCV: Te iba a decir si esto tenía relación con la LUC.

-Sí. La LUC con la excusa o el argumento de permitir el derecho al trabajo prohíbe las ocupaciones. En otros años hubo ocupaciones que duraron semanas o meses, ahora no, ahora sí se ocupa un instituto a las horas, ya se está llamando al Ministerio del Interior para que vaya a desalojar. Entonces hay como un clima represivo un poco más fuerte y un constante temor de los estudiantes que están ahí sabiendo cuando vienen a sacarlos.

LCV: Lo que se pide concretamente es aumento de presupuestos, 6%.

-En realidad ese es un poco uno de los pedidos de siempre, pero puntualmente estas ocupaciones y todo este brote de movilización esta última semana tiene que ver con otra cosa que está ocurriendo, que es que el gobierno está impulsando una reforma educativa a nivel de primaria, de secundaria y educación de formación para profesores. Esta reforma educativa ha sido muy discutida y muy resistida por los colectivos, estudiantes y docentes. En primer lugar, porque no ha habido prácticamente participación ni de docentes ni estudiantes. Ha sido algo que baja como un lineazo y que tiene una serie de características a las que docentes y estudiantes se están oponiendo. Es un poco opaca igual la reforma. Tampoco tenemos tan claro en qué consiste, porque se ha manejado de forma muy poco transparente. Tenemos algunos documentos que más o menos indican algunas ideas de cómo va a ser. Sabemos que el año que viene va a haber una gran reforma y no tenemos del todo claro en qué va a consistir esa reforma. Pero por los documentos que se han presentado y distintos trascendidos y rumores, tenemos en principio el temor de que haya una reestructura de asignaturas en las que muchos compañeros y muchas compañeras pierdan su cargo. Hay asignaturas que no sabemos si continúan y si continúan en qué carga horaria.

LCV: Por ejemplo, historia y filosofía.

-Exacto.

LCV: Justamente, Camila es profesora de Filosofía y su marido profesor de historia. Así que estamos muy preocupados con este asunto.

-Claro, es personal esto. Lo que pasa es que tampoco se puede decir a ciencia cierta, porque lo cierto es que no sabemos. En diciembre vamos a tomar nuestros cargos para el año que viene de nuevo. Faltan meses para diciembre y no sabemos muy bien lo que va a ocurrir. Cada reunión que tenemos con otros profesores siempre la pregunta es qué pasa con nosotros. Aparentemente se está haciendo una reforma que pretende priorizar ciertas áreas donde sospecho que estarán idioma español, quizás inglés, matemática, como que hay un núcleo duro de materias, pero después otras asignaturas pasarlas a optativas y quitarles carga horaria posiblemente, y entre ellas está filosofía, están las asignaturas artísticas, posiblemente está historia, literatura. Entonces hay como un temor constante de mantenimiento de nuestro trabajo y aparte un espíritu de esta reforma que si bien no ha sido muy explícita y concreta en cuanto a qué cambios va a haber, sí el espíritu y el fundamento detrás es favorecer una educación por competencias y este tipo de cosas que hay toda una gran disputa en el equipo docente porque tratan de no poner tanto el foco en los contenidos disciplinares sino en la competencias, que las competencias son enseñar habilidades como la creatividad, el pensamiento crítico, etc. Un poco el fantasma o temor que tenemos es que, en esa educación por competencias, si los contenidos no tienen tanto peso, de qué nos sirve enseñar a Platón o historia, lo importante es que sean creativos y sepan resolver problemas, pero pierden un poco de peso los saberes que consideramos importantes incluso por una cuestión de cultura general.

LCV: Ya han habido otras situaciones como las maestras que han sido suspendidas por poner un cartel, es decir que hay mucha represión tácita y que la gente puede llegar a tener miedo a expresarse porque esto lo puede llegar a sacar del trabajo.

-Claro. Me parece que ese es el otro trasfondo. Me parece que está por un lado el pedido del presupuesto, por otro lado, esta reforma educativa que nos está generando mucho temor y que incluso, detalle que no dije recién, en los últimos días se descubrió que uno de los documentos de propuesta de reforma estaba plagiado de documentos de la UNESCO y documentos argentinos. Es decir, encima el documento que presenta el presidente está copiado. Eso genera una gran indignación. Eso me parece que fue quizá un interesante disparador de estas últimas movilizaciones. Ya veníamos mal con la reforma y encima que el documento esté plagiado, esto ya es mucho.

Seguir leyendo
Comentá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Destacada

Conflicto en Peajes | Facundo Moyano: “El Gobierno hace populismo berreta, que no chamuyen más”

Facundo Moyano, secretario adjunto del Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA), fue muy crítico con Axel Kicillof y el Gobierno nacional en el marco de la protesta de los trabajadores de peajes por la implementación de la tecnología que quiere realizar Aubasa de forma unilateral y que reubicaría a varios empleados.

“Hacen populismo berreta, que no chamuyen más. Hay un presidente (Ricardo Elizalde) anti-trabajador que designaron por un acuerdo político entre Sergio Massa y Axel Kicillof. Es llamativo en un gobierno peronista que no se sabe a quién responde, nadie se hace cargo, ni el gobernador se hace cargo, ni los funcionarios del ministerio se hacen cargo, está todo el gobierno loteado”, disparó Moyano desde la protesta de trabajadores en diálogo con A24.

 “La verdad que es un desgobierno. Llama la atención que se llamen peronistas cuando no dan respuestas, cuando van en contra de los trabajadores“, continuó el dirigente. Están destruyendo todo el sistema de autopistas. Un argentino que no pasó nunca por una autopista o corredor vial la está pagando con sus impuestos. Es el populismo berreta que hace este pseudoperonismo. Le dicen a la gente: ‘No subimos las tarifas porque le queremos dar un beneficio’ y lo que hacen es robar la plata de los impuestos que pagan”, explicó.

Si son peronistas, que hagan peronismo de verdad, no de chamuyo. Veo el peronismo cuando miro para el costado, donde están los laburantes. Estamos cansados del chamuyo del Gobierno. Si son peronistas, que hagan peronismo con la gente. Hay 50% de pobreza, 90% de inflación, ¿Dónde está el peronismo? Tanto que hablan de que vuelve la derecha. Ustedes, los que gobiernan, hacen todo para que vuelve la derecha“.

Este miércoles se dio una tregua en el conflicto. Tras una semana con peajes liberados, trabajadores de la autopista Buenos Aires- La Plata levantaron provisoriamente la medida de fuerza mientras continúan en negociaciones con Aubasa y el Gobierno bonaerense.

Se estima que la medida de fuerza generó una pérdida de casi 20 millones de pesos por día. “Es un gesto del gremio, pero los reclamos aun no fueron resueltos“, manifestaron desde el sindicato. El martes se dio un intento de conciliación en el ministerio de Trabajo, pero la reunión entre los dirigentes del SUTPA y representantes de Aubasa terminó sin acuerdos.

En diálogo con FM La Cielo, Florencia Cañabate, secretaria general de SUTPA, explicó que el conflicto no tiene que ver con paritarias, sino con la “implementación de la tecnología de forma unilateral por parte de la empresa, que no tiene en cuenta a los trabajadores”.

Aubasa está encarando un plan de reformas y modernización que reubicaría a los trabajadores de las cabinas, entre otras modificaciones. Entre los cambios se incluye la instalación de torres de tecnología en lugar de las cajas donde se cobra el ticket por la tarifa del servicio.

Continue Reading

Destacada

Comunidad originaria de Salta denuncia que los incendios “son provocados para favorecer monocultivos”

La comunidad guaraní «Estación Tabacal» de Hipólito Yrigoyen denunció a la policía de la localidad que los focos activos de incendios ubicados en sus territorios fueron provocados intencionalmente por terratenientes locales.

Los pobladores originarios exigieron que el Estado intervenga y provenga recursos para apagar los fuegos que amenazan sus vidas. En diálogo con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda, 104.5), Mara Puntano, abogada de la comunidad, aseguró que los incendios son “intencionales y provocados”.

“La comunidad guaraní ‘Estación Tabacal’ decidió poner la denuncia para que los funcionarios no se hagan los tontos, ni los ciegos ni los mudos. En este momento, incluso, están manifestándose para que actúe el avión hidrante – uno solo para toda una región que arde – , tampoco los dejan ser parte y trabajar para apagar esos incendios. Entendemos que es por una cuestión de seguridad, pero si los recursos del Estado no están puestos en los bomberos cómo se apagan estos incendios que son provocados”, explicó la letrada.

La abogada denunció que los incendios son provocados por terratenientes de la zona “para favorecer los monocultivos”. Actualmente, el territorio de la comunidad guaraní de Hipólito Yrigoyen es disputado por la Searbord Corporation, compañía propietaria del ingenio El Tabacal.

“La policía tiene la obligación de comunicarse con el fiscal y el fiscal tiene la obligación de investigar y disponer las medidas necesarias: ordenar a los bomberos que vayan a apagar el incendio, que los aviones de la provincia lleven el agua. Porque los recursos están, ahora para qué y en dónde no lo sabemos”, concluyó Puntano.

Continue Reading

Destacada

Chile | “Hay un consenso sobre hacer una nueva constitución, pero no saben cómo”

Pablo Touzón, editor de Panamá Revista y politólogo, charló con La Columna Vertebral sobre lo sucedido en las últimas semanas en Chile con el plebiscito que rechazó la nueva constitución y el reciente conflicto del presidente Boric con el embajador de Israel.

LCV: ¿Cuál fue el Chile que viste en el contexto de el antes y el después del plebiscito?

-Fue efectivamente un viaje muy interesante porque se dio este contexto. Yo llegué efectivamente el día del plebiscito, del referéndum, me quedé una semana y pudimos entrevistar con este programa a gente de los partidos y de todas las tendencias políticas, inclusive de derecha. En principio sentí una sensación de extrañamiento, en el sentido de que nadie reconocía la sociedad en la que estaba, ni los de derecha ni los de izquierda. Eso era para el observante externo muy interesante, porque están todos como auto debatiéndose. El proceso que lleva a la elección del otro día empieza con las protestas del 19, protestas que son muy masivas, muy populares, muy violenta también, y que terminan en un acuerdo de paz justito antes de la pandemia, que es el acuerdo de paz entre los partidos, en ese momento era presidente Piñeira todavía y lo firma también Boric. De los líderes del movimiento, Boric es el único que va al acuerdo, a diferencia de otros como el PC.

Lo que se puede evaluar hoy es que las protestas terminaron sobre todo por el COVID. Eso es importante porque si bien estaba la idea de una constitución nueva en mucho de los reclamos de la protesta, no era toda la protesta. Por un lado, es una idea que tenía la política para contener el proceso que estaba en las calles. Se hace después una elección y ahí se le pregunta a la gente si quiere reformar la Constitución, gana por 80 puntos y se le pregunta a la vez y si quiere sea con el método de representatividad normal, o sea, el método diputados, senadores, constituyentes, clásico, o si quiere que la mitad de esa convención constituyente para armar la constitución nueva, después de la última que era la de la época de Pinochet, si la quieren reformar con listas del pueblo. Entonces cuando empieza el proceso de reforma de la Constitución efectivamente fue bastante distinto. Fue manejable por el mismo gobierno, en el sentido de que justamente como eran listas abiertas y gente que pertenecía a movimientos sociales, que lo que defendía es que su causa esté en la constitución, pero no una especie de ordenamiento medio general.

LCV: ¿Cómo ves el futuro en Chile?

-Mira, Boric tuvo una actitud rara. Primero cuando se dio cuenta de que el proceso de la constitución se había ido de las manos, él un poco se abrió. Dijo que sí, que obviamente iba a votar apruebo y que él iba a reformar alguna de las cosas de la Constitución, porque ya estaba viendo que un poco que perdía y que se había vuelto una especie de colección de maximalismo pero que no tenía el hilo conductor de una Constitución. Por otro lado, lo digo porque es importante, se subordinaron los derechos universales sociales a los derechos particulares de género, de indígenas. Hay un problema ahí complejo, que es que las dos son de izquierda, los derechos universales y los derechos estos. Finalmente terminó priorizándose la plurinacionalidad, por ejemplo, por sobre la educación gratuita. Entonces ahí hay una cosa que es más compleja que simplemente izquierda o derecha. Hoy Boric está en un problema porque está atenazado por izquierda. Al día siguiente que fue el referéndum le coparon los secundarios algunos colegios pidiéndole ni un paso atrás cuando habían perdido por 62 puntos. Obviamente la élite quiere que le vaya mal. Entonces está como un tipo que debería reinventar la coalición que lo trajo al poder.

LCV: En el medio además le agarra así como el interruptus con cosas que tienen que ver con su militancia estudiantil y hace el papelón con el embajador de Israel.

-Yo creo que eso es para contentar justamente a los sectores movilizados, les tiene que dar algo. Efectivamente me parece que va por ahí, porque por él viene del movimiento estudiantil, si bien es como un dirigente más inteligente, por eso pudo llegar a ser presidente, no es solo un dirigente estudiantil. Entonces tiene que contentar a las bases a la vez que se abre un proceso por derecha mucho más movilizado ahora también, y que tiene un mandato, esto es importante, tiene un mandato del pueblo de reformar la Constitución, pero el mismo pueblo dijo que esta constitución no. Tiene que hacer una preconstitución igual, y más o menos hay un consenso en la política chilena hasta en algunos de derecha, no tan derecha, que sí hay que hacer una constitución nueva. El tema es que no tienen idea de cómo.

Continue Reading
Advertisement

Facebook

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.